Última Hora

La gente corría, y hasta “mataba”, por tener el papel higiénico, el gel antibacterial y hasta jabón, cuando comenzó la pandemia hace más de un mes.

Y hoy “las compras de pánico” son por las cortadoras y tintes de pelo. A medida que la gente se quedó en casa, su enfoque cambió, así lo dijo el presidente de Walmart, Doug Mcmillon, en el Today Show el viernes.

Después de abastecerse de alimentos y productos consumibles, los compradores recurrieron a rompecabezas, juegos y otras formas atemporales de entretenimiento y educación, indicó.

Y ahora como algunos peluqueros y salones de belleza tienen cerrado la gente está más mechuda, con canas, y desaliñada.

Las ventas de cortapelos aumentaron 166% y los productos para colorear el cabello se incrementaron 23% respecto al mismo período del año anterior.

Los estadounidenses y latinos se han convertido en sus propios barberos y estilistas, ya que los salones de belleza en todo el país han cerrado temporalmente para mantener las medidas de distanciamiento social.