Una de las parejas más mediáticas a nivel mundial decidieron divorciarse, pero no entre ellos, sino, de un sector de la prensa rosa en el Reino Unido.

Nos referimos específicamente de quien renunciara a la familia real hace unos meses, el príncipe Harry y su esposa Meghan Markle, duques de Sussex, quienes decidieron no hablar más con cuatro diarios ingleses por distorcionar la información y publicar mentiras entorno a ellos.

Ellos mismos lo catalogan así y en la siguiente nota le damos el detalle completo.