Última Hora

En Taiwán, una cometa se llevó volando a un niño de 3 años y lo elevó a más de 30 metros de altura.

Nadie sabe cómo se enredó la cometa en la cintura y el cuello del niño.

Cada vez que la cometa daba un giro, el pequeño era sacudido por los aires.

Durante 30 segundos, el niño pendió de la cometa.

El festival fue suspendido y autoridades taiwanesas ordenaron una investigación.