Última Hora

El Ministerio de Salud autorizó a Pfizer la importación de vacunas contra COVID-19.

Según las autoridades, esas dosis están destinadas a los colaboradores de la compañía y sus núcleos familiares.

De acuerdo con la información que recibieron las autoridades costarricenses, la empresa aplicaría dosis anticovid a poco más de 2.300 personas.

"Las vacunas son financiadas directamente por la compañía y no afectan el suministro de las dosis ya contratadas por el país", informó Salud en con comunicado.

Esa posición fue respaldada por Pfizer, que se propuso vacunar al mayor número posible de empleados en todo el mundo, cumpliendo con las normativas sanitarias vigentes en cada país.

"El suministro de vacunas para este programa de empleados es independiente y distinto de las dosis comprometidas por Pfizer y BioNTech con los gobiernos de todo el mundo y no afectará en modo alguno al suministro a los gobiernos. Pfizer cubrirá todos los gastos directos e indirectos relacionados con adquisición y aplicación de la vacuna a sus empleados", dijo la compañía en un comunicado.