Última Hora

La fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC) aumentó este martes el bloqueo contra el proyecto de ley que rebajaría en 50% el pago del marchamo 2021.

La diputada Laura Guido presentó hoy 22 mociones más al expediente 22.085, que se discute en la Comisión de Asuntos Económicos. Estas se sumaron a las 16 que ya habían sido presentadas por sus compañeros Paola Vega y Luis Ramón Carranza, la semana anterior.

Al texto se le han presentado, a la fecha, un total de 47 mociones.

“Esto me recuerda lo que dijo el jefe de fracción del PAC esta mañana en la sesión del Plenario de no entorpecer el avance de proyectos y sus palabras por la premura que tiene el país porque se resuelvan los temas.

“Este es un tema que si no se resuelve dentro de nuestras diferencias evidentemente no tendrá sentido ni podrá llevar el alivio a los miles de costarricenses que están esperando una resolución de esta comisión y del Plenario”, dijo el diputado de Liberación Nacional y presidente de la comisión, Roberto Thompson.

El miércoles anterior, un importante número de diputados de ese órgano y de las diferentes bancadas de oposición criticaron la posición del partido de Gobierno de obstaculizar el avance del proyecto que, según sus defensores, significaría un alivio económico importante para los costarricenses en medio de la crisis actual, pero también una cuota de justicia por lo poco que han circulado los vehículos en este año de pandemia.

“La intención, por lo menos mía, no es obstaculizar por obstaculizar, como diputada he sido víctima de que todas las fracciones de este plenario presenten mociones a mis proyectos que son puntos y comas, esa es la verdadera obstrucción, en este caso todas las mociones contienen propuestas para mejorar el proyecto, si alguna es aprobada por supuesto retiro el resto.

“Estamos probando a ver cómo la discusión avanza para encontrar un punto medio”, reconoció Vega.

La tesis de la fracción oficialista, que ha sido defendida también por economistas y por supuesto por autoridades de Gobierno, es que la propuesta de rebaja no implica una compensación de las millonarias pérdidas que tendrán Hacienda y el INS por esa eventual decisión.

Tampoco establece diferencias de ninguna clase sobre quiénes resultarían beneficiados con el proyecto, lo que permitiría que personas con altos ingresos o sin ninguna afectación por la crisis tampoco paguen completo ese impuesto.

"El no hacer el cobro del marchamo generaría un “hueco” ya mayor del que tenemos hoy. Entonces, en principio, no nos parece que sea la mejor medida a adoptar; ahora bien, esa palabra, como es una ley, la tienen los diputados. 

"Yo puedo cumplir con decirle a las personas que van a tener una reducción en esa materia de marchamo, pero va a haber una afectación severa en la red nacional de caminos. Preferiría que ese no fuera un proyecto que avanzara por el impacto que genera en las finanzas públicas", dijo esta misma tarde el presidente Carlos Alvarado.

Precisamente, gran parte de las mociones presentadas apuntan a rebajar el porcentaje de indemnización del 50% hasta un 25% como máximo y solo para personas que comprueben una afectación o tengan vehículos con valores que no superen los ₡4 millones.

El proyecto, sin embargo, cuenta con un amplio apoyo de la oposición.