Última Hora

El director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Wálter Espinoza, confirmó a Teletica.com que Adaptación Social ha negado el ingreso a cárceles de los reos que se encuentran en celdas judiciales, ocasionando un aumento de personas en esos recintos temporales.

“Nosotros tenemos un sistema de control que permite monitorear lo que está pasando en las celdas de todo el país y a principios de este mes detectamos un incremento de personas en unos recintos que, por su naturaleza, son de carácter transitorio (de paso) y no tienen las condiciones que tienen los centros penales para albergar personas”, aseguró Espinoza.


El OIJ ha insistido a Adaptación Social recibir a estas personas para tratar de evitar aglomeraciones y hacinamiento en las celdas, pero el problema va en crecimiento.

Hasta este lunes 10 de agosto, en las celdas judiciales hay 92 personas privadas de libertad. A muchas de ellas se les dictó alguna medida preventiva como prisión y deben ingresar por primera vez a los centros penales.

“El OIJ se encarga de trasladar a estas personas a los centros penales donde van a ser recibidos, pero Adaptación Social ha delatado de manera indebida, en los últimos días, la recepción de estos y niega la posibilidad de ingreso por circunstancias que tienen que ver con su propia operatividad”, dijo el director del OIJ.

Esto ha implicado el aumento de personas que se encuentran en dicha condición en celdas de OIJ.

“Ya hemos presentado recursos de hábeas corpus a favor de las personas que han permanecido indebidamente y más del tiempo razonable en nuestras celdas a efectos de que la Sala Constitucional se pronuncie. Adicionalmente, pusimos en conocimiento de Corte Plena la situación, con el ánimo de que Justicia solucione pronto una situación angustiante en época de pandemia”, agregó.

Teletica.com intentó conocer la versión del Ministerio de Justicia sobre la situación que expone el jerarca del OIJ. La oficina de prensa informó que están a la espera de la información oficial.

Reacción

Justicia y Paz reconoció que existe ralentización en el proceso de recepción e ingreso de nuevos privados de libertad.

“La Dirección de Adaptación de Social continúa recibiendo nuevos ingresos en los centros penales, aunque a un ritmo menor. El proceso no se ha detenido. Hoy, por ejemplo, entraron 11 personas”, detalló la Ministra de Justicia y Paz, Fiorella Salazar Rojas.

Según la entidad, los problemas para situar en centro penales a la totalidad de las personas remitidas al sistema penitenciario comenzaron desde el 3 de agosto, pues en promedio 30 personas por día son remitidas al sistema institucional (cerrado).

De un total de 99 reubicaciones pendientes, 41 ya fueron resueltas pese a las limitaciones de espacio, pues el protocolo Covid-19 también limita los movimientos entre centros.

“Existe, en este momento, una realidad material y tiene que ver con la saturación del espacio penitenciario por un asunto de aislamiento y el cierre de centros ordenado por los jueces. Nosotros ya pedimos a los jueces de ejecución una revaloración de esto último; estamos en espera de respuestas”, agregó la jerarca.

Para este martes 11 de agosto está prevista una reunión entre los jerarcas de Justicia y la Comisión de Enlace del Poder Judicial para discutir el tema.