Última Hora

Un niño contagiado con COVID-19 permanece en condición grave en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Nacional de Niños. Sin embargo, su gravedad no obedece únicamente a esa enfermedad.

Así lo confirmó la doctora Olga Arguedas, directora de ese centro médico. 

El paciente de un año ingresó el domingo tras sufrir graves quemaduras. Se considera un "gran quemado", según Arguedas. 

"Está grave por las quemaduras, pero la COVID-19 puede complicar de alguna manera la ventilación en un paciente que requiere ventilación mecánica por otra causa, le agrega complejidad", explicó la doctora a Teletica.com. 

Tras el ingreso del menor al hospital, los médicos detectaron algunos "elementos sospechosos" en la historia clínica, por eso decidieron realizarle la prueba diagnóstica COVID-19: el resultado fue positivo.

Es uno de los siete pacientes pediátricos que ha requerido una cama de cuidado crítico por causas relacionadas con COVID-19, aunque no es la principal en este caso. 

Contagios en niños

Hasta este martes 22 de setiembre, Salud reportaba 5.541 menores de edad afectados por el nuevo coronavirus en todo el país: 3.089 son casos activos y 2.452 recuperados. 

Del total de niños enfermos, solo 52 han sido hospitalizados, confirmó la doctora Arguedas a este medio.

A la fecha, Costa Rica no registra ningún fallecimiento asociado al COVID-19 de un paciente menor de edad. 

Los datos facilitados por las autoridades revelan que, actualmente, hay niños menores de un año con contagios activos, aunque no es posible conocer cuántos exactamente; lo que sí es un hecho es que cursan con síntomas leves y se mantienen en sus hogares. 

El Hospital Nacional de Niños ha registrado, además, cinco casos del Síndrome Inflamatorio Multisistémico, asociado al COVID-19. Se trata de una extraña inflamación de órganos como el corazón, los pulmones, los riñones, el cerebro, la piel, entre otros. 

Algunos de sus síntomas son fiebre, el dolor abdominal, diarrea y un brote de ronchas en la piel. Además, los pacientes pueden tener la lengua roja e inflamada, los pies y las manos hinchadas, ojos rojos y, en algunos casos, se descama la piel.

Dos de esos cinco pacientes han requerido ingreso a la UCI, pero se han recuperado exitosamente.