El irrespeto a las medidas sanitarias durante los últimos cuatro meses, deja un saldo de 984 personas detenidas.

Este tipo de casos se registran en todo el territorio nacional, tanto en espacios públicos como en locales comerciales.

Las razones que llevan a los oficiales a detener a las personas son múltiples.

Recientemente durante una intervención policial en El Guarco de Cartago, los oficiales dieron con una mujer que estaba incumpliendo la orden de aislamiento.

Este tipo de casos no son tan frecuentes, pero representan un gran riesgo.

Según establece el artículo 277 del código penal, las personas que irrespeten las medidas sanitarias se exponen a sanciones que van desde 1 a 3 años de prisión o de 50 a 200 días multa.

De los 984 detenidos, 819 también fueron procesados por otro tipo de delitos.

Actualmente el Ministerio Público tiene 76 causas abiertas por el irrespeto de las medidas sanitarias, entre ellos apertura de locales comerciales, violación de sellos, desobediencia e incumplimiento de la cuarentena.

Algunos de los imputados se encuentran cumplimiento medidas cautelares, mientras que dos casos ya recibieron sentencia.

En Liberia se condenó a un hombre de apellidos Ortiz Carrillo a un año de prisión por irrespetar la cuarentena, pero se le concedió el beneficio de ejecución condicional de la pena.

El otro caso ocurrió en Desamparados, el imputado aceptó los hechos y tendrá que comprar insumos médicos valorados en un millón de colones.