Última Hora

Los diputados de la Asamblea Legislativa enfilaron esta semana sus esfuerzos contra lo que parece ser un nuevo enemigo en común: la restricción vehicular.

Desde diferentes fracciones y comisiones, los legisladores se dedicaron a cuestionar una de las principales medidas que ha adoptado el Gobierno para tratar de contener el avance de la pandemia del COVID-19.

A inicios de semana, los primeros en mover sus fichas fueron los socialcristianos Pedro Muñoz y Pablo Heriberto Abarca.

El primero presentó una medida cautelar contra el Gobierno para eliminar la restricción vehicular sanitaria, que catalogó como una incongruencia pues no es compatible con la reapertura de comercios.

El mismo lunes, Abarca presentó un proyecto de ley para enmendar el error que según él cometieron en abril al aprobar una reforma a la Ley de Tránsito que permitió el aumento de multas por la restricción, el retiro de placas y la pérdida de puntos.

“Se nos fue la mano”, dijo el legislador para justificar la necesidad de aprobar esta nueva iniciativa que dejaría sin efecto ese cambio. Esa idea, afirmó, tiene el apoyo de 29 diputados.

El propio Abarca firmó este jueves, junto a los legisladores de la Comisión de Asuntos Económicos, un oficio dirigido a los ministros de Transportes, Turismo, Salud y Seguridad, así como al jerarca de la CNE, donde exigen claridad sobre cómo funciona la restricción en el tema de reservas de hospedaje y otros puntos que, aseguran, solo generan confusión entre la población.

Este mismo jueves el independiente Harllan Hoepelman presentó desde la Comisión de Seguridad una solicitud para llamar a los jerarcas de Cosevi y Tránsito a rendir cuentas sobre el proceso de recuperación de placas y la pertinencia de su decomiso en medio de la situación actual.

Además, el diputado liberacionista Roberto Thompson solicitó que se levante la restricción vehicular el próximo lunes como una forma de incentivar el turismo, esto pues el feriado del Día de la Madre se trasladó para ese día.

El ministro de la Presidencia, Marcelo Prieto, dijo el lunes que ve con preocupación las amenazas desde el Legislativo contra la restricción.

“La restricción vehicular es una herramienta que el Gobierno ha venido usando en el ámbito sanitario para salvar vidas humanas. Es uno de los instrumentos de las autoridades sanitarias que manejan la contención de la pandemia, para tratar de reducir la tasa de contagios y muertes.

Es una decisión que se toma con criterios técnicos, sanitarios y epidemiológicos y no puede estar sujetos al vaivén de las opiniones políticas, por eso esperamos que estas acciones no prosperen”, aseguró.