Última Hora

El Hospital San Vicente de Paúl, en Heredia, es uno de los centros médicos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) que sobrepasó su capacidad.

Con el apoyo de las Áreas de Salud, han tenido que trasladar a los pacientes con otras enfermedades para abrir nuevos espacios y poder atender a las personas con COVID-19.

En este hospital se cerró la Consulta Externa y se suspendieron cirugías: la situación es crítica.

Según la directora, Priscilla Balmaceda, es preocupante ver cómo el personal no alcanza ante la masiva llegada de pacientes. La mayoría de trabajadores están agotado y afectados emocionalmente. 

Repase la información completa en el video adjunto.