Última Hora

El presidente de la Asamblea Legislativa, Eduardo Cruickshank, confirmó que “hay preocupación, pero no alarma” en el Congreso ante el aumento de casos y contactos COVID-19 en el Plenario.

Solo en la última semana cuatro legisladores han sido aislados por cercanía con personas positivas, tres de ellos del Partido Unidad Social Cristiana.

“Hay preocupación, claramente no queremos ver a ningún costarricense contagiado, pero aún no hay alarma, primero porque ninguno de los diputados ha resultado contagiado en el edificio de la Asamblea y segundo porque de los cuatro casos últimos tres son aislamientos por contactos y solo uno por contagio, que es la diputada Díaz Mejía”, dijo Cruickshank.

La socialcristiana aseguró en sus redes, sin embargo, que su aislamiento proviene de un contacto.

Recibí una orden sanitaria por un contacto positivo de Covid-19 Por esa razón, siguiendo con las recomendaciones...

Publicado por Diputada Shirley Díaz en Martes, 20 de abril de 2021

El legislador aseguró que en el caso de Masís y Salas están próximos a reincorporarse a sus labores y que Mileidy Alvarado, de su fracción, está esperando el resultado de su prueba COVID-19 para regresar.

“Hoy en una reunión con los jefes de fracción y el departamento médico de la Asamblea se anunció que mañana a las 3 p. m. Microsoft nos va a presentar el nuevo sistema de votación virtual, si no hay ninguna corrección que hacerle estaríamos muy, muy cerca de poder sesionar de manera virtual”, dijo Cruickshank.

Hasta ahora, la falta de un sistema que permita hacer votaciones a distancia ha sido el gran impedimento para que el Plenario sesione de manera remota, por lo que ante un eventual brote el Congreso debería paralizar su funcionamiento.

Con Shirley Díaz ya son seis los diputados que han resultado positivos por coronavirus: los independientes Harllan Hoepelman e Ivonne Acuña, los liberacionistas Gustavo Viales y Daniel Ulate y el propio Cruickshank.