Última Hora

El COVID-19 seguirá siendo protagonista en 2022, ya que este nuevo año llega acompañado de la incertidumbre que genera la variante Ómicron alrededor del mundo.

Costa Rica no escapa de esos efectos inciertos: tomando como referencia lo que pasa en Europa, el ministro de Salud, Daniel Salas, pide no descuidar las medidas sanitarias porque “al menos una ola más podría venir”. De ser así, el país se enfrentaría a la cuarta ola pandémica.

“No podemos tener un triunfalismo ya, definitivo, y este perfil epidemiológico que tenemos en este momento no significa que ya salimos de la pandemia. Todavía existe un riesgo, por lo menos una ola más podría venir… Esperemos que no sea tan fuerte, yo esperaría que fuera menos prolongada, con menos afectación, pero todavía hay una parte que sigue dependiendo mucho de nosotros y de los protocolos", indicó Salas a Teletica.com.

"El término pandemia significa un fenómeno global, no es un fenómeno costarricense, centroamericano… y eso hay que entenderlo. Vean ustedes como está Europa en este momento. Estamos tratando de entender qué significa la variante Ómicron para el transcurso de la pandemia, pero no estamos en un punto donde ya podamos cantar victoria, todo lo contrario: estamos fortaleciendo las medidas, avanzando con la vacunación", agregó.

Vacunación infantil

Precisamente, el 2022 traerá un refuerzo en la vacunación de las personas inmunosuprimidas, que se sumarán a los grupos que actualmente pueden recibir terceras dosis anticovid de manera voluntaria (adultos mayores, residentes y funcionarios de hogares de larga estancia, y el personal de primera línea); pero también significará el inicio de la inmunización de los menores de 12 años.

“Ya Pfizer nos dijo, a partir del primer trimestre 2022 vamos a tener el ingreso de vacunas pediátricas y, claro que apenas las tengamos, vamos a empezar a vacunar. Esperamos, ojalá, que sea a partir de enero, pero vamos a ver cómo termina de concretarse todo esto”, indicó el jerarca de Salud.

Nuevos planes en Cenare

El 30 de noviembre de 2021, el Centro Especializado de Atención de Pacientes con COVID-19 (CEACO) trasladó a su último internado: de esa forma, las puertas del centro médico se cerraron para dar espacio a la reapertura del Centro Nacional de Rehabilitación (Cenare), un proceso que está en curso.

“Se está en un tema de readecuación, mejoramiento de infraestructura y acabados para, a inicios de 2022, entrar con un plan de trabajo que se está desarrollando para el fortalecimiento del Cenare”, explicó el doctor Randall Álvarez, gerente médico de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). Esta propuesta pretende “garantizar la atención de los procesos que anteriormente se estaban manejando, e incluyendo otros más, los cuales vamos a informar más adelante”, agregó el jerarca.

Infraestructura médica

El 2022 será clave para avanzar en la construcción de hospitales y centros especializados de atención: el Monseñor Sanabria de Puntarenas, el William Allen de Turrialba, que tiene 23% de avance constructivo, y el “Servicio conjunto de atención del cáncer”, ubicado en el San Juan de Dios, con un avance del 59%.

“De igual manera, están en marcha las obras de las sedes dos áreas de salud: La Fortuna y Orotina-San Mateo”, informó la CCSS. Está previsto que en este nuevo año también salga a licitación el nuevo Hospital Max Peralta de Cartago.

El presupuesto global de la institución para 2022 es de ₡5.3 billones.

Spotify TeleticaRadio