Última Hora

La Asamblea Legislativa le solicitó esta mañana al Ministerio de Salud emitir una orden sanitaria de aislamiento para los 57 diputados del Congreso.

La solicitud fue confirmada por el presidente legislativo Eduardo Cruickshank a raíz del riesgo que existe en Cuesta de Moras por un posible brote de COVID-19.

Cruickshank precisó que la solicitud es que el aislamiento rija desde el 21 de abril y durante 10 días.

"Si el Ministerio emite la orden, como esperamos suceda, quedaría cancelada la sesión del 1° de mayo", confirmó el presidente.

La petición llega por recomendación del departamento de Servicios Médicos de la Asamblea Legislativa y cuenta con el visto bueno del directorio y la dirección ejecutiva del Congreso.

"También se instruyó a la administración que al menos durante un mes se mantenga a todo el personal administrativo en la virtualidad", dijo Cruickshank.

Duro golpe

La decisión llega ante el riesgo de un brote de COVID-19 en Cuesta de Moras, luego de que se confirmara esta mañana el caso positivo de la diputada socialcristiana María Inés Solís, horas después de que también se hiciera oficial el contagio de un asesor de Restauración Nacional cercano al directorio y al Plenario.

La recomendación del departamento de Servicios Médicos es que todos los legisladores se realicen la prueba COVID-19 para confirmar o descartar un eventual contagio. De momento se desconoce quiénes ya se sometieron a esta.

El aislamiento de los legisladores supondría un duro golpe a la agenda legislativa y el freno a discusiones importantes como empleo público, la extensión de la reducción de jornadas en el sector turismo y el proyecto de Contratación Pública.

"Es un golpe durísimo para toda la agenda y el quehacer legislativo, pero era algo que ya incluso sin esto habíamos anunciado que sería muy difícil cumplir con los tiempos del Ejecutivo y sus expectativas", dijo Cruickshank.

"Pero esto también es el recordatorio de que la Asamblea no es una isla, que es parte del país y que así como se ha dado un aumento de casos el primer poder de la República no se extrae de esa realidad. Esto es el reflejo de lo que sucede en todas partes y a los diputados también", añadió.

Con ese eventual aislamiento quedaría suspendido todo el trabajo legislativo de la próxima semana y además prácticamente todo el de la siguiente, pues el lunes 3 de mayo es feriado, el martes siguiente se realizaría (en teoría) la sesión del 1° de mayo y un día después tendría lugar la rendición de cuentas del presidente Carlos Alvarado. 

Youtube Teletica