Última Hora

Las autoridades de salud están alarmadas ante el incremento de casos COVID-19, así mismo muestran preocupación ante el gran ausentismo que se presentó durante esta semana en la aplicación de la segunda dosis contra el virus.

Tibás, La Uruca y Merced son las zonas de la capital donde esta semana faltaron más usuarios para colocarse la vacuna contra el COVID-19.

Según la Caja Costarricense del Seguro Social, urge que los vecinos de estas zonas de entre 30 y 57 años que tenían que vacunarse entre el 30 de agosto y 3 de octubre complementen el esquema de vacunación.

Y es que solo en la Clínica Clorito Picado, entre lunes y miércoles de esta semana, se registró un 40% de ausentismo, pues aquí se pretendían colocar 2.100 dosis pero solo se aplicaron 1.307.

Según las autoridades de salud, algunas personas han manifestado dudas de colocarse la vacuna contra el COVID-19, pues temen una reacción debido al adelanto de 8 semanas entre cada dosis.

Una situación similar está ocurriendo en el sector de Osa, en la Zona Sur.

Las autoridades piden a la población que acudan a vacunarse, pues reiteran que esto minimiza el grado de hospitalización en caso de que el COVID-19 los afecte.

El ausentismo en la vacunación preocupa aún más tomando en cuenta que los casos de coronavirus siguen en incremento.