Última Hora

El aislamiento preventivo que el Ministerio de Salud ordenó hoy para todos los diputados del Partido Liberación Nacional dejó sin quorum al Plenario y amenaza la labor legislativa.

La salida de los 17 legisladores verdiblancos luego de que se confirmara el contagio de Karine Niño impidió que esta tarde se realizara la segunda parte de la sesión de este jueves, pensada para terminar el análisis del discurso del presidente Carlos Alvarado.

Deja en tela de duda, además, las sesiones de la próxima semana, pues los diputados liberacionistas deberán someterse a pruebas COVID-19 para confirmar o descartar el contagio.

Sin los verdiblancos, la fracción más numerosa del Congreso (17), es casi imposible sostener el quorum en Cuesta de Moras, pues para sesionar se necesitan al menos 38 legisladores y también están aislados el independiente Dragos Dolanescu y la socialcristiana Shirley Díaz.

Almuerzo

La decisión del Ministerio de Salud se basa principalmente en el almuerzo que la bancada verdiblanca sostuvo el pasado sábado 1° de mayo en medio de la sesión legislativa de ese día y al que asistieron la mayoría de sus diputados.

María José Corrales, jefa de fracción del PLN, aseguró que en la cita se utilizaron mascarillas y guardaron los protocolos, pero que esa razón pesó en el aislamiento e investigación que ahora llevan a cabo las autoridades.

“Por supuesto que esa situación (el almuerzo) formó parte de la valoración que hizo el Ministerio de Salud para aplicar el retiro respectivo, lo que queda ahora es esperar los resultados de la investigación”, aseguró.

La orden del ministerio es que los diputados permanezcan en sus casas hasta tanto no se comprueben posibles contactos directos con Niño o bien se conozca el resultado de las pruebas COVID-19.

De momento la sesión del próximo lunes, prevista para iniciar a las 2:45 p. m., se mantiene en pie.