Última Hora

El técnico brumoso Hernán Medford no ser guardó su molestia con el Cartaginés tras la goleada de 0-4 ante Saprissa en la ida de la semifinal.

Medford dijo que el equipo fue “un desastre” en la última media hora del cotejo.

“Los últimos 30 minutos no existimos y me tiene decepcionado la actitud de los jugadores”, explicó el estratega.

“Hay que pedirle perdón a la afición”, aseguró Medford, quien también señaló que “si nos metieron cuatro a cero no hay nada más que hablar”.

“Nosotros cometimos errores y Saprissa tuvo la virtud de concretarlos”, añadió el entrenador.

Sus palabras tuvieron eco con el cubano Marcel Hernández.

“A parte de correr y meter había que tener la personalidad y la actitud para tener la pelota y hacerle daño a ellos”, indicó el delantero.

Sobre el juego de vuelta, este miércoles en Tibás, Medford dijo que espera ver una cosa de sus dirigidos: “orgullo”.