Última Hora

El crítico de cine Mario Giacomelli nos dejó el comentario de cuatro películas que se encuentran en cartelera y que usted podrá observar este fin de semana.

El lugar más feliz del mundo 

Aunque le deseo la mejor suerte posible en la taquilla, sinceramente no puedo recomendar "El lugar más feliz del mundo" una comedia dirigida por Soley Bernal que aparte de unos logros muy esporádicos me pareció bastante floja.

A partir de un guión destartalado y poco imaginativo, se plantea la rivalidad entre dos televisoras: el llamado Canal de la comedia y otro enfocado en la violencia, el morbo y el sensacionalismo. Hay otra historia que parece agregada a la fuerza a la primera: un viaje de autodescubrimiento donde sietes comediantes sin trabajo visitan una especie de comuna hippie-tibetana en la selva costarricense.

Ninguna de las dos historias es particularmente graciosa. Chistes de segunda mano y situaciones acartonadas, plagan una narración prolija, que roza las dos horas de duración; y no da para tanto. Las interpretaciones dejan mucho que desear: cada vez que alguien intenta causar gracia, sobreactúa histéricamente.

El resultado es tan estridente que provoca perplejidad, en lugar de risa. Da lástima ver actores de gran trayectoria, desaprovechados en un proyecto que no está a la altura de su talento. Algunas bonitas tomas aéreas provocan admiración, aunque no empatan con el resto del metraje. Descuidos garrafales como la pésima calidad de los falsos periódicos exhibidos en pantalla, refuerzan la impresión de una producción improvisada.

 

Mientras somos jóvenes

Ben Stiller y Naomi Watts son dos cónyuges cuarentones, quienes nunca han tenido hijos. Él es un documentalista, ella la hija de un legendario documentalista. Ambos llevan una existencia rutinaria, por no decir aburrida, hasta que conocen a dos jóvenes recién casados (Adam Driver y Amanda Seyfried). Ellos los contagian con su alegría de vivir, los motivan a recuperar ilusiones perdidas y en general, influyen de manera muy positiva en su relación de pareja. La situación se complica cuando resulta que el primer encuentro entre los dos matrimonios no fue nada casual.

La segunda mitad del relato es bien decepcionante, sobre todo cuando se enreda inútilmente con consideraciones superficiales sobre la ética de los documentales y su supuesto compromiso con la autenticidad.

En medio de marcados altibajos, el director y guionista Noah Baumbach ratifica sus cualidades como agudo observador de la conducta humana y logra apuntar algunas anotaciones válidas acerca de los pros y contras de la mediana edad. Las figuras femeninas tienden a permanecer en segundo plano, o por lo menos, no están bien esbozadas como los personajes masculinos; pero en general, los actores cumplen. Gracias a ellos, "Mientras somos jóvenes" recibe una calificación de 6.

 

La abeja Maya - La película

La abeja Maya es una figura de caricatura, creada en 1912 por el escritor alemán Waldemar Bonsels. Llegó a la televisión en 1975, gracias a una serie de animación japonesa que dio la vuelta al mundo. Ahora, Maya salta al cine, con una curiosa coproducción alemano-australiana, bastante amena y entretenida.

El argumento tiene una estructura sólida, describiendo las aventuras de una abejita traviesa y de espíritu independiente, quien es desterrada de su colmena por una funcionaria traicionera. Maya, su amigo Willi y otros insectos intentan detener un complot en contra de su reina; y evitar una guerra entre abejas y avispones.

El cuento es sencillo, pero su moraleja pacifista vale y se desarrolla a través de un relato ameno, tal vez predecible pero lleno de chispa y dinamismo. Desde el punto de vista estético, la cinta se queda corta ante los estándares de calidad de Hollywood, pero no es tampoco desastrosa. Los trazos digitales son coloridos y agradables; definitivamente faltó pulir los detalles gráficos; y la animación es apenas aceptable.

 

Conducta

El año pasado, Cuba aspiró al Oscar a la mejor película extranjera, con su producción más destacada en mucho tiempo: "Conducta". Gran triunfadora en el Festival de La Habana, la cinta no logró obtener una nominación, pero aún así es una propuesta digna de atención y respeto.

Muestra las vivencias de Chala, un niño de once años, crecido en un hogar disgregado, sin una figura paterna y con una madre drogadicta. Para ganar dinero, participa en la cría de perros de pelea; y en la escuela, se comporta como un antisocial. Terminaría en un internado, si no fuera por los esfuerzos de su anciana maestra Carmela, quien lucha contra viento y marea, para ofrecerle apoyo y esperanza en el futuro.

Esta historia simple y bien contada, sirve para lanzar una mirada crítica a una sociedad que a través de los decenios se ha ido deteriorando en muchos sentidos. Los esfuerzos, la dedicación y la lucidez de esta mujer anciana e idealista, quien se enfrenta a unas instituciones rígidas e insensibles, adquiere connotaciones de denuncia sutil a un país que necesita renovarse. Con su fotografía expresiva y solventes actuaciones, "Conducta" me convenció.

 

El estreno de la semana:

Uno de los títulos más esperados de la temporada, es la culminación de una saga juvenil de ciencia ficción, que ha dado mucho de qué hablar en los últimos años.

En "Los juegos del hambre: Sinsajo, parte 2", veremos qué pasa con la guerra civil que sacude a una sociedad totalitarista, ante el surgimiento de una carismática heroína revolucionaria, encarnada por Jennifer Lawrence.

Este último "Juego del hambre" será el plato fuerte de la sección de cine del próximo viernes. Mientras tanto, sigan mis recomendaciones diarias en la página de Facebook: Buen cine con Mario Giacomelli, porque un día sin cine... es un día sin sol.