Última Hora

Un estudio científico reveló que, en un rango “vecinal” de 300 años luz, es posible que se pueda detectar la vida terrestre.

Los expertos identificaron 1.004 estrellas que podrían contener planetas similares a la Tierra dentro de lo llamado “zona habitable”.

Los científicos examinaron los conjuntos de datos del Satélite de Sondeo de Exoplanetas en Tránsito de la NASA (TESS, por sus siglas en inglés) y de la nave espacial Gaia de mapeo estelar de la Agencia Espacial de Europa (ESA) y buscaron estrellas dentro de 100 pársecs (326 años luz).

Entre los datos más interesantes de la investigación, publicada el 21 de octubre en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, se mostró que, de las 1.004 estrellas identificadas, 508 “garantizan una observación mínima de 10 horas del tránsito de la Tierra” a través de la cara del Sol.

Esto quiere decir que, si en dichos planetas potencialmente habitables existiera vida inteligente, fácilmente podrían saber que en la Tierra también hay vida.

¿Cómo nos descubrirían?

En nuestro planeta, la ciencia actual utiliza lo que se conoce como la técnica de tránsito para buscar planetas potencialmente habitables.

Esto consiste en observar la luz de las estrellas distantes y detectar pequeñas caídas en el brillo, que tienen lugar cuando un mundo en órbita pasa entre la superficie del cuerpo estelar y el ojo de un telescopio.

Esto ayuda a que los científicos puedan confirmar la presencia de exoplanetas y también puedan dilucidar sus atmósferas, lo que es considerado una herramienta muy útil para la búsqueda de vida extraterrestre, ya que las formas de vida orgánicas y la industrialización dejan su huella en la atmósfera de un planeta.

Partiendo de esta estructura, se puede sacar la teoría que nuestro planeta podría ser descubierto y analizado por una civilización alienígena utilizando el mismo método. Si observaran la Tierra pasar frente al Sol, detectarían fácilmente sustancias químicas atmosféricas que insinúan nuestra presencia en el tercer planeta desde el Sol.

De acuerdo con la publicación de la revista Muy Interesante, este estudio podría ayudar a proporcionar objetivos para organizaciones como SETI y la Iniciativa Breakthrough Listen que están buscando activamente señales de civilizaciones extraterrestres avanzadas.

Para el científico Joshua Pepper, líder del proyecto, si lo vemos desde la Tierra, "solo una fracción muy pequeña de exoplanetas se alineará aleatoriamente con nuestra línea de visión para que podamos verlos transitar, pero todas las estrellas que identificamos en nuestro artículo en el vecindario solar pudieron ver nuestra Tierra transitar por el Sol, llamando su atención".

Para la coautora del estudio, Lisa Kaltenegger, "si encontráramos un planeta con una biosfera vibrante, sentiríamos curiosidad por saber si alguien nos está mirando o no".

"Si estamos buscando vida inteligente en el universo, con este método podrían encontrarnos y podrían querer entrar en contacto. Acabamos de crear el mapa estelar de dónde deberíamos mirar primero", explicó.

La pregunta que queda en el aire es, si existiera vida inteligente allá afuera y nos logran encontrar, ¿podrían intentar comunicarse con nosotros desde su planeta o simplemente nos estudiarían a la distancia?