Última Hora

Los esprints en el Tour de Francia se han convertido en un coto privado de Marcel Kittel. El alemán del Quick Step logró este martes su cuarta victoria parcial en la décima etapa con final en Bergerac.

La presente edición del Tour de Francia ha tenido seis finales al esprint y en cuatro de ellos se ha llevado la victoria el alemán.

"Es verdad, es asombroso. No puedo expresar lo orgulloso que estoy", dijo el alemán.

"Es la cuarta victoria en diez días, es un gran logro para mí y para el equipo", añadió.

El británico Chris Froome conservó sin problemas su maillot amarillo de líder, tras esta etapa casi llana disputada sobre 178 km, con salida en Perigueux.

Andrey Amador (Movistar Team español), ingresó a la meta en el puesto 76 con el mismo tiempo del ganador. El tico marcha en la casilla 110 de la clasificación general. 

"Fue un día tranquilo. No había mucho viento y no había presión. No fue una etapa complicada", dijo Froome, que sigue con una ventaja de 18 segundos sobre el italiano Fabio Aru, 51 sobre el francés Romain Bardet y 55 respecto al colombiano Rigoberto Urán.

"Nunca hay etapas fáciles pero hoy fue un día tranquilo", añadió Froome.

Urán se mostró confiado para las próximas etapas.

"Falta mucho. Estoy bien y con ganas de hacer bien este Tour", señaló el colombiano.

La etapa se vio animada por una escapada, casi desde el principio de la etapa, de los franceses Elie Gesbert (Fortuneo), el benjamín del pelotón, con 22 años, y Yoann Offredo (Wanty), que serían alcanzados a siete kilómetros del final.

Larga fuga de Gesbert y Offredo

El dúo de fugados llegó a contar con una ventaja de más de cinco minutos, pero como todas las escapadas en las etapas llanas de la presente edición del Tour de Francia, no llegaron a buen puerto.

Con este cuarto triunfo de Kittel, se colocó en solitario como el corredor alemán con más victorias de etapa en la historia del Tour, con 13, superando los doce de Erik Zabel, y dejando atrás a su compatriota André Greipel, que tiene once, y no ha ganado ninguna etapa en la presente edición.

A Kittel solo se le han escapado dos etapas al esprint en esta edición del Tour, en la tercera y cuarta etapas, en que ganaron el eslovaco Peter Sagan y el francés Arnaud Demare.

Kittel entró en la meta delante de su compatriota John Degenkolb y el holandés Dylan Groenwegen.

El miércoles, camino de los Pirineos, está programada otra etapa de transición, de 203,5 kilómetros entre Eymet y Pau, en que Kittel puede lograr su quinto triunfo, siempre que una escapada consiga por fin tener éxito.

Una sola subida está presente en el trazado, de cuarta categoría, en el kilómetro 145.

Tras esa undécima de transición, el jueves llegará de nuevo la montaña, con llegada en el puerto se segunda categoría de Peyragudes.

Será el momento de ver si el colombiano Nairo Quintana, octavo a 2 minutos y 13 segundos, y el español Alberto Contador, duodécimo a 5 minutos y 15 segundos son capaces de acercarse a los primeros puestos o al menos obtener una victoria de etapa.

"Fue una etapa rápida. Seguimos rodando, para seguir encontrando las buenas sensaciones. Era una etapa llana, decidido al esprint y que no quiere decir nada", señaló Quintana tras entrar en meta.