Última Hora

El retiro anticipado en la competencia Tirreno- Adriático dejó al ciclista nacional Kevin Rivera (Androni-Giocatroli-Sidermec) prácticamente sin opciones de participar en el Giro de Italia.

El oriundo de Pacayas de Cartago, quien tuvo un complicado regreso a Europa, aún se recupera de los problemas estomacales que lo obligaron a retirarse en la primera etapa de esta competencia que sirve como preámbulo para la Corsa Rosa.  

Con pocos kilómetros y ritmo de competencia, Rivera ve muy complicado cumplir su principal objetivo durante esta atropellada temporada: convertirse en el segundo ciclista costarricense en participar en el Giro de Italia luego de las siete participaciones de Andrey Amador.

“Puede que haya una mínima oportunidad, un 5%, pero lo veo muy difícil sin ritmo de carrera y resistencia a las etapas. Si hubiera estado en la Tirreno- Adriático con seguridad habría ido al Giro”, detalló Piero Ravaglia, representante del ciclista.

Rivera cumple su cuarto año en el equipo italiano, por lo que el Giro también se perfilaba como gran vitrina para confirmar su nivel de cara al futuro.

El tico de 22 años se encuentra rodando en Toscana, Italia, esperando que la mejoría en su salud llegue lo más pronto.

Su objetivo ahora será participar en el Giro dell'Appennino el 19 de setiembre y en el Campeonato Mundial de Ruta el 27 de setiembre.

Las nóminas para el Giro se anunciarán el 23 de setiembre, mientras que la competencia se desarrollará del 3 al 25 de octubre 2020.