Última Hora

El ciclista costarricense Andrey Amador es junto al futbolista Keylor Navas, al atleta Nery Neves y la exnadadora Claudia Poll uno de los iconos del deporte 'tico' en las últimas décadas. Tras un amago de retirada hace una semana en el Tour de Francia, sigue en carrera para ayudar a su líder colombiano Nairo Quintana.

El corredor del equipo Movistar sabe que no se puede comparar en popularidad con el portero del Real Madrid, Keylor Navas, pero le queda la satisfacción de que su país se interese por el ciclismo.

"El fútbol es el fútbol y el ciclismo es el ciclismo, pero es un deporte que poco a poco la gente en Costa Rica lo ha ido reconociendo. Ya la gente sabe lo que es un Tour de Francia, lo que es un Giro de Italia. La gente antes no lo sabía", explica Amador.

"Es bonito que la gente te referencie, que sepa por lo menos que tiene un representante a nivel internacional en el ciclismo y que la gente se levante temprano a ver etapas cuando antes no lo hacía", añade.

Amador, que ocupa el puesto 79 en la clasificación general del Tour de Francia, a casi dos horas del líder de la carrera, el británico Chris Froome, no está teniendo el Tour de Francia que soñaba, debido a las caídas.

Hace una semana, debido al dolor que sentía en una de sus piernas durante la noche, llegó a anunciar en Twitter e Instagram que se retiraba de la carrera, aunque el equipo Movistar, con el trabajo de los fisioterapeutas, lo convenció para seguir en carrera.

El costarricense de 30 años arrastraba un golpe en la rodilla derecha desde su caída en la segunda etapa del Tour, el 2 de julio, a 30 km de la meta de la ciudad belga de Lieja.

Dos caídas en el Tour

El pasado 16 de julio, en la etapa con final en Le Puy en Velay, volvió a caerse, lo que le ocasionó una herida en el brazo izquierdo, que cubre con una venda.

"Hemos tenido varias caídas, pero estoy bien. Podría hacer un mejor Tour pero hemos luchado, hemos estado ahí y uno está contento cuando se da el máximo", afirma Amador, que en su tercera participación en la ronda francesa tiene difícil mejorar el puesto 54 en la Grande Boucle que logró en 2013.

"Ya estaba medio recuperado de la rodilla y tuve una caída el domingo. No es lo mismo que no tenerla, pero estoy bien", insiste.

Su papel en este Tour sigue siendo el mismo que tenía desde el inicio, ayudar al colombiano Nairo Quintana, que no está teniendo su mejor Tour, al haberse alejado definitivamente de la victoria final, con su décimo puesto, a 6 minutos y 16 segundos de Froome.

"El objetivo es que Nairo esté ahí, que el equipo pueda conseguir una etapa y estar atentos en las escapadas", explica el costarricense.

Andrey Amador cree que Nairo puede tener un buen día en los Alpes y mejorar su clasificación en la general.

"Nairo es Nairo. Es capaz de darle vuelta a la carrera. Vimos en una etapa que tenía casi cinco minutos perdidos y luego se quedó con dos. Nairo va a buscar estar ahí, tiene un poco de tiempo perdido en la general, pero eso puede hacer que le puedan dar libertad y pueda lograr esa ansiada etapa", afirma el costarricense.

A Andrey Amador le quedan pocas etapas para terminar este convulso Tour de varias caídas.

Después, este ciclista de madre rusa y cuya abuela paterna emigró a Centroamérica desde Pontevedra cuando tenía quince años, regresará a La Garriga, una población de Cataluña, donde vive con su novia Laura Segú y con la que espera el primer hijo de la pareja en enero de 2018.