Última Hora

El ciclista costarricense Andrey Amador (Movistar Team español) terminó en la octava posición de la clasificación general del Giro de Italia 2015, que finalizó este domingo en Turín tras 21 etapas.

Esta ha sido una competencia sin precedentes para el orgullo de los pedales ticos, quien lució durante una etapa la maglia rosa de líder que finalmente quedó en manos del italiano Vincenzo Nibali (Astana).

El Tiburón, que firmó su segundo título en la competencia italiana y el cuarto en las tres grandes carreras por etapas (Giro, Tour de Francia y Vuelta a España), fue escoltado en el podio por el colombiano Esteban Chaves (Orica) y el español Alejandro Valverde, compañero de Andrey.

Aunque desde el inicio el objetivo era redoblar esfuerzos para Valverde, la rebeldía del ciclista nacional, segundo en el orden de jerarquía de su equipo, lo hizo llegar hasta la cima de la general, algo inédito para un pedalista centroamericano que hizo probar del éxtasis a todo un país.

La página dorada para el deporte costarricense la escribió en su quita participación en la Corsa Rosa (2010, 2012, 2014, 2015 y 2016), donde también había saboreado la miel de la victoria de etapa hace cuatro años.

El octavo lugar conseguido hoy es el segundo mejor resultado de Amador en las cinco ediciones que acumula en su palmarés (2010, 2012, 2014, 2015 y 2016), ya que el año anterior había ocupado el cuarto.

Con la madurez en la disciplina de los pedales que ha alcanzado a  los 29 años, Andrey Amador rectifica qué es algo más que un peón de lujo para cualquiera y que tiene piernas para estar a la par de los favoritos.