Última Hora

El ciclista español Alberto Contador (Trek Segafredo) disipó cualquier duda sobre sus intenciones en el Tour de Francia, este viernes tras la séptima etapa, advirtiendo que va a por la victoria, en espera de las etapas de montaña, en particular el domingo.

"Evidentemente quiero ganar. Parto de la base de que hay que intentar ganar. Después se puede o no. Las posibilidades que tengamos las vamos a aprovechar y con ese objetivo vamos a salir", señaló este viernes tras una etapa de transición de, 213,5 km entre Troyes y Nuits Saint Georges, que ganó al esprint el alemán Marcel Kittel.

Lea también: Marcel Kittel confirma dominio en esprints del Tour en una llegada con foto-finish

Tras esta etapa sigue en octava posición en la general, a 52 segundos del líder británico, Chris Froome.

"No se ha apreciado bien el aire que había, pero ha habido tensión. Desde el kilómetro 30 ha sido estar luchando todo el tiempo por la posición. El equipo ha estado bien organizado", indicó.

"Hemos ido librando, hemos ido esquivando. Con la rueda de otros corredores se me ha cortado la zapatilla, me ha faltado... Tengo una llaga en el dedo", indicó.

Contador espera estar bien preparado para las dos etapas de montaña, sábado y domingo, en el Macizo del Jura, sobre todo el segundo día, con tres puertos de categoría especial.

"Ha habido mucho desgaste. El sábado va a ser un día en el que va a habar alguna sorpresa. Para mí es más un día para escapada", explicó.

¿Dónde atacará Contador?

Contador anuncia que atacará pero no sabe dónde.

"Vamos a ver. Vamos a ir día a día, Cuando vea que es el momento y que tengo buenas piernas para intentarlo lo haré", afirmó.

"Mi objetivo es ir lo más adelante posible en este Tour, pero vamos a ir día a día. Es un Tour especialmente duro y largo, con la montaña dividida. A ver cómo nos recuperamos de los esfuerzos", insistió.

Antes de la salida de esta etapa del viernes, Contador, afirmó que ha cedido ante Froome "un tiempo que no me hubiera gustado perder".

Tras ceder tiempo en la prólogo contra el reloj y en la quinta etapa, con llegada en alto en la Planche des Belles Filles, Contador confía en recuperarse en las jornadas del macizo del Jura.

"Evidentemente todas las etapas son importantes y complicadas y en todas te pueden pasar mil cosas pero sí es verdad que por dureza sin duda la del sábado no parece nada en comparación con la del domingo. Son puertos con menos pendientes, mientras que el domingo hay puertos prácticamente de diez kilómetros al diez por ciento", afirmó.

Contador cree que los 52 segundos que tiene de retraso respecto a Froome son recuperables.

"He perdido un tiempo que no me hubiera gustado perder, pero también es verdad que otros años, por la contrarreloj por equipos o porque he tenido caídas, era peor la situación. Es muy bueno que no he tenido ninguna caída hasta ahora. Estoy con salud y creo que eso me va a permitir ir mejorando en lo que queda de Tour", señaló el madrileño.

El español señaló que Froome ha mostrado estos días que se encuentra bien.

"Tiene el maillot de líder y mal no va. ¿Si tiene el nivel de otros años? Habrá que verlo con el paso de los días. Pero hay que tener en cuenta que no es solo él. Tiene un equipo potentísimo", concluyó.