Última Hora

Cuando los niños nacen, aprenden a solucionar por sí solos algunos de sus problemas.

Gatear y dar sus primeros pasos, son el resultado de los esfuerzos de sus hijos para conseguir lo que quieren.

Pero en ocasiones, intervenir y ayudarles a hacer las cosas es más fácil que dejarlos luchar.

Cuando intervenimos demasiado, enviamos un mensaje, intencionado o no, de que no confiamos en sus habilidades.

Por eso, ¿cómo podemos ayudarlos a que ellos mismos resuelvan sus problemas y manejen correctamente la frustración?.

La máster en educación y especialista en estimulación temprana, Andrea Calderón, nos ayudó a saberlo.

Si desea contactarla, la puede encontrar en Instagram como @themommylifecr o llamar al teléfono 6089 2229.