Quienes usan frenillos, generalmente se quejan de que les duele cada vez que van al dentista o que los brackets algunas veces les rompen los labios o el interior de la boca.

¿Habrá realmente algo que se pueda hacer para evitar esas y otras molestias?

De eso nos habló en Buen Día el ortodontista, Víctor Arguedas.

Si desea comunicarse con él puede llamar al: 4001 5254.