Última Hora

Muchas personas comen por motivos emocionales y no porque tengan hambre realmente o sientan una necesidad física.

Lo hacen cuando están ansiosos, estresados, tristes o muy felices.

Las emociones nos pueden llevarnos a comer de más y eso puede ser muy peligroso.

La doctora Maureen Vindas, especialista en obesidad y metabolismo, estuvo en Buen Día para hablar acerca de las personas que comen por ansiedad y cómo pueden controlarse.

Si desea contactarla puede hacerlo al número: 7098-9093.