Última Hora

Pura ofensiva de lujo mostraron en la última semana en las Grandes Ligas el dominicano Marcell Ozuna, de los Bravos de Atlanta, y el venezolano Eugenio Suárez, de los Rojos de Cincinnati, al despachar tres jonrones en un mismo juego cada uno.

Ozuna, de 29 años, fue temible con el madero en la mano en ese trayecto al batear para un elevado .463 de promedio, producto de 13 imparables en 28 veces al bate, segundo entre los jugadores latinoamericanos en ese apartado.

El quisqueyano conectó cinco vuelacercas, tres de ellos el martes frente a los Medias Rojas de Boston, además de impulsar 13 carreras en el trayecto, para mantener a sus Bravos en la cima de la División Este de la Liga Nacional.

Por su parte, el llanero Suárez también estuvo de fiesta los últimos siete días, al conectar para .363 (8 en 22) con también cinco bambinazos, tres de ellos en un juego el sábado ante los Piratas de Pittsburgh. Además, Suárez empujó en ese tramo 12 corredores para la goma.

Acuña y Abreu van en serio.

El también venezolano Ronald Acuña Jr., de los Bravos, y el cubano José Abreu, de los Medias Blancas de Chicago, también van muy en serio en la actual campaña, recortada de 162 a 60 partidos por culpa del coronavirus.

Acuña rompió el sábado un récord de la franquicia en la victoria de su equipo (10x4) frente a los Nacionales al conectar un jonrón, su 18º bambinazo abriendo un partido en su carrera, superando así al retirado dominicano Felipe Alou.

Fue su segundo encuentro consecutivo dando jonrón para abrir el partido, luego de empatar la marca de Alou el viernes.

Acuña terminó la semana con .417 de promedio, con cuatro bambinazos y cinco empujadas.

Por su parte, Abreu, que puede luchar por el premio de MVP (Jugador Más Valioso) en la Liga Americana, continuó su tórrido paso ofensivo al terminar con .333 de promedio (10 en 30) con un toletazo de cuatro esquinas y 10 impulsadas.

Abreu lleva 20 partidos consecutivos bateando al menos un imparable, un paso ofensivo determinante para que sus 'patiblancos' marchen como líderes de la División Central de la Liga Americana.

El colombiano Donovan Solano, de los Gigantes de San Francisco, y el también quisqueyano Fernando Tatis Jr. también sobresalieron en el trayecto.

Solano promedió .444 (8 en 18) con nueve remolcadas, tres dobles y un batazo de vuelta entera, mientras que empujaba ocho anotaciones con dos dobles, un triple y dos vuelabardas.

El estadounidense de origen español Pete Alonso (Mets) y los cubanos Lourdes Gurriel Jr. (Azulejos) y Randy Arozarena (Rays) también destacaron con el madero en la semana.

Alonso, aunque su promedio no fue muy elevado (.240), sí fue productivo con siete impulsadas y cuatro cuadrangulares; Gurriel promedió .433 (13 en 30) con dos jonrones y seis empujadas, y Arozarena lo hizo para .500 (7 en 14) con tres vuelacercas y cuatro remolcadas.

González luce pitcheo.

En el campo del pitcheo, el mexicano-estadounidense Marco González (4-2), de los Marineros, completó un partido de nueve innings frente a los Angelinos de Los Angeles, a quienes le permitió solamente cuatro hits y una carrera con ocho ponches propinados.

Otros lanzadores que destacaron en ese período fueron el de origen puertorriqueño Jake Arrieta, de los Filis de Filadelfia, y el también boricua José Berrios, de los Mellizos de Minnesota.

Arrieta (3-4) superó a los Mets de Nueva York con siete sólidos episodios, en los que esparció siete imparables, dos anotaciones y siete ponches.

Por su parte, Berrios (3-3) sometió a los Medias Blancas en seis capítulos, en los que diseminó tres inatrapables con una solitaria carrera y ocho hombres dejados con la carabina al hombro.