Última Hora

Ayer fue en México, mañana puede ser en cualquier otro lugar, incluyendo Costa Rica. El robo del combustible está alcanzando niveles insospechados en el país, no sólo generando enormes pérdidas sino también creando un gran riesgo para comunidades cercanas.