Última Hora

Los diputados de la Comisión de Asuntos Hacendarios avalaron este miércoles de manera unánime el retiro de los fondos del Régimen Obligatorio de Pensiones en cuotas y no de manera completa como originalmente se planteó.

La decisión quedó plasmada en un nuevo texto sustituto del expediente 21.309, respaldado esta vez por la Superintendencia de Pensiones (SUPEN) y que pasará a discusión del Plenario para su votación final.

La propuesta precisamente nació de la entidad que dirige Rocío Aguilar y estipula el retiro según la cantidad de cuotas que tenga cada afiliado.

“Nuestra propuesta es establecer por un periodo de 10 años una modalidad de retiro mensual acorde con las cuotas acumuladas. Es decir que si tengo 70 cuotas retiro en 70 meses, lo más que podría tener una persona ahora mismo es 240 cuotas o menos, por lo que retiraría en ese plazo”, dijo Aguilar.

La superindente explicó que de esta forma el régimen podría madurar y su bienestar financiero no se vería comprometido.

“Esto permite alcanzar la madurez del ROP, no rompe el principio de la complementariedad y contribuye para que esas personas tengan ese complemento en su retiro”, añadió.

Esa posibilidad estaría disponible para todas aquellas personas que se pensionen a partir del 1 de enero de 2021 y hasta el 18 de febrero de 2030.

Los afiliados del ROP que ya disfruten de su pensión antes del 31 de diciembre de este 2020 podrán hacer el retiro del fondo en tres pagos anuales, el primero de estos 12 meses después de aprobada esta ley.

Más cambios

El texto sustitutivo aprobado hoy también acoge otras propuestas relevantes como un incremento en el aporte al ROP, de manera que este se fortalezca a futuro.

Así, el Fondo de Capitalización Laboral (FCL) recibiría un 1.5% del aporte de patrones y trabajadores en lugar del acostumbrado 3%.

Parte de esa diferencia (1.25%) irá al ROP y el restante 0,25% irá al fondo de trabajo del Banco Popular.

Los aportes mensuales de trabajadores y patronos se mantendrán idénticos a como se realizan en la actualidad: 1% de los primeros y 5% de los segundos.

El texto aprobado establece además que los recursos de los trabajadores ya no pasarían por el Popular sino que irían directamente a sus operadoras de pensiones.

También añade las salvedades ya aprobadas por la SUPEN para el retiro total del ROP en casos de muerte o enfermedad terminal. En este último la superintendente pidió a los diputados que el retiro se permita tanto a los pensionados como a los afiliados.

Según Rocío Aguilar, actualmente el Régimen Obligatorio de Pensiones tiene un fondo de 7 billones de colones y 2.7 millones de afiliados, aunque solo poco más de un millón están activos.

De esos afiliados activos un 25% apenas tienen acumulado ₡800.000, la mitad tiene en promedio ₡2.5 millones.

Añadió que en el 53% de los casos las cuentas tienen una baja aportación, la mayoría con menos de 70 cuotas, que equivale a poco más de cinco años.