Última Hora

El uso de las proteínas virales sintéticas del SARS-COV-2 es clave para estudiar la respuesta inmunológica de las personas infectadas con el virus.

Esta proteína corresponde a la porción que el virus usa para infectar a las células del sistema respiratorio.

Es por eso que un equipo de investigadores la Universidad de Costa Rica (UCR) trabaja en un proyecto que permitirá producir este insumo.

Se espera que las primeras proteínas no infecciosas del SARS-COV-2 estén listas entre agosto y setiembre.

Recientemente, la Embajada de la República Popular de China en Costa Rica donó al Instituto Clodomiro Picado, de la UCR, 50 miligramos de una proteína viral sintética del SARS-COV-2.

La proteína tuvo un costo de $134.000 dólares.

Además, se compraron 50 mg de otra proteína sintética del SARS-COV-2, proveniente de una empresa biotecnológica inglesa ubicada en Oxford.

Este recurso es utilizado para dar seguimiento a la respuesta inmunológica de los caballos inmunizados para fabricar un tratamiento contra el COVID-19.

Los animales ya están generando anticuerpos contra el virus.

Por otra parte, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) continúa con las terapias de plasma convaleciente para tratar a los enfermos. Se aplica solo a pacientes hospitalizados por COVID-19.

Los pacientes recuperados pueden donar su plasma en el Banco Nacional de Sangre y en los hospitales San Juan de Dios, México y Calderón Guardia.