Última Hora

La posibilidad de aumentar el porcentaje que se paga por el impuesto de valor agregado (IVA) en el país existe y está en la agenda de posibles compromisos que asuma el Ministerio de Hacienda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para paliar la crisis financiera del país.

Así lo reconoció este miércoles el nuevo ministro de Hacienda, Elián Villegas, quien aseguró que si bien está "al final de la lista" de las posibilidades, existe.

"Permítame decirle que esa al igual que cualquier otra medida van a ser propuestas que tienen que valorarse en el seno del Consejo Económico. Personalmente ese incremento del IVA es algo que yo vería al final de la lista, no creo que esa sea una de las primeras opciones o ni siquiera intermedias que vayamos a analizar", dijo el jerarca ante una pregunta directa de la independiente Ivonne Acuña. 

La afirmación se dio en medio de la discusión del segundo presupuesto extraordinario en la Comisión de Asuntos Hacendarios, encargada de dictaminar esa nueva propuesta del Ejecutivo para atender las finanzas del Estado en medio del COVID-19.


Villegas aseguró que en "tres o cuatro semanas" el Consejo Económico iniciará una negociación con el Fondo para optar por un acuerdo "stand by", que permitirá la apertura de una línea de crédito a condiciones mucho más favorables pero con el compromiso del país en ciertos temas fiscales y financieros.

"Se trata de llegar a definir algunas metas al Fondo y presentar las propuestas que nos permitan alcanzar esas metas. Esas propuestas aún están en discusión y no sería responsable de mi parte dejar acá propuestas no aprobadas", dijo. 

El ministro sí adelantó que en esa propuesta se encuentra la discusión de venta de activos como la FANAL o el BICSA (los únicos que nombró), pero que todo eso estará sujeto a discusión.

Esta primera sesión consistió precisamente en el inicio de la discusión de ese nuevo presupuesto extraordinario, que presenta un cuestionado recorte del gasto por
₡62.453 millones

Si bien el Gobierno celebró esa cifra, los diputados alegaron que la mayoría de ese rubro no responde a un verdadero recorte del gasto sino al recambio de deuda cara por otra más barata.

Villegas confirmó que ₡50.000 millones surgen por el ahorro en intereses y comisiones y los restantes ₡12.453 de la rebaja a remuneraciones y otros gastos. 

“He escuchado que el recorte no es suficiente y por supuesto que vamos a buscar más recorte, yo en particular estoy empeñado en eso, vamos a hacer una revisión más en profundidad y pueden estar seguros que nadie más que el ministro de Hacienda quisiera recortar una cantidad importante y recaudar más, en este momento en la primera parte de esa ecuación es algo que vamos a trabajar”, dijo Villegas.

El jerarca prometió que en las venideras propuestas se tratará de ser más estrictos en la promesa de “socarse la faja” que ha defendido el Gobierno en estos dos años, pero esas palabras no hicieron mayor eco en la comisión.

“Esta diputada no cree ese nuevo recorte en ese tercer presupuesto, para mí lo que queda claro es que no hay un plan del Ejecutivo para sacar adelante a este país en el tema económico”, dijo la independiente Ivonne Acuña.

Nueva deuda

Villegas confirmó que esta misma tarde a la Asamblea Legislativa llegará el proyecto para el préstamo por $508 millones con el Fondo Monetario Internacional, negociado precisamente para atender los efectos económicos provocados por la pandemia del COVID-19.

A este se sumarán otras seis propuestas por $500 millones con el Banco Mundial, $380 millones con el CAF, $250 millones con el BCIE, otro de $50 millones por el CAF para el tema (COVID-19), $250 millones con el BID que se presentará a finales de este mes y otro con esa misma entidad por $245 millones para esta primera quincena.

Estos presupuestos irán destinados al recambio de deuda y atención de la pandemia, así como al pago de la millonaria deuda del Gobierno con la CCSS, requisito de aprobación para cualquier empréstito según dispusieron los diputados.

Con ese plan de endeudamiento, los proyectos ya aprobados como el de traslado de déficits (PAGAR) y los créditos tramitados el ministro aseguró que el 2020 cerrará con un déficit de 8,6% del PIB según las estimaciones de Hacienda y el Banco Central.