Última Hora

La salida de tres ministros la tarde de este jueves pone al gabinete de Carlos Alvarado como el más inestable de la historia tras 25 meses de gobierno, solo igualado por la administración de Laura Chinchilla ocho años atrás.

La sorpresiva renuncia de Rodrigo Chaves (Hacienda), Nancy Marín (Comunicación) y Luis Adrián Salazar (Ciencia y Tecnología) elevó a 15 el número de jerarcas que se han hecho a un lado en el actual gobierno.

La cifra coloca a la administración Alvarado Quesada, aún con 23 meses todavía por delante, como la sexta más inestable desde 1978, según la estadística del Estado de la Nación.

Ese número todavía está lejos de las 21 salidas que registraron los periodos de Laura Chinchilla (2010-2014) y Miguel Ángel Rodríguez (1998-2002), los más altos desde que se tiene registro.

Sin embargo, la administración Rodríguez no alcanzó las 15 bajas de jerarcas hasta finales de su tercero año (cerró con 16), no así la de Chinchilla, que acabó su segundo año de mandato con 13 dimisiones y sumó dos más en el primer mes del tercero.

Alvarado cerró con 12 tras la salida del ministro de la Presidencia Víctor Morales Mora, pero sumó tres más antes de acabar mayo.

“Aquí es importante destacar la cantidad de carteras que están presentando hasta dos cambios ya, que son Hacienda, Comunicación, Relaciones Exteriores y Presidencia”, destacó Rónald Alfaro, investigador del Estado de la Nación.

Ninguna otra de las administraciones que más salidas registran (Abel Pacheco con 19; José María Figueres (17) y Luis Guillermo Solís (16), alcanzaron cifras similares tras 25 meses de gestión.

Las salidas de Chaves, Salazar, Marín y Morales se suman a las de Epsy Campbell y Manuel Ventura (Relaciones Exteriores), Guiselle Amador (Salud), Juan Carlos Mendoza (Comunicación), María Fullmen (Desarrollo Social), Édgar Mora (Educación), Rodolfo Piza (Presidencia), Steven Núñez (Trabajo), Edna Camacho (Coordinación Económica), Marcia González (Justicia y Paz) y Rocío Aguilar (Hacienda).