Última Hora

La fecha límite del 3 de agosto para terminar los campeonatos nacionales solo era una "recomendación" de la UEFA,  confirmó su presidente Aleksander Ceferin en una carta a Jean-Michel Aulas, ofreciendo un nuevo argumento al presidente de Lyon, que contesta la suspensión de la parte final de la Ligue 1 francesa.

En un correo fechado el 14 de mayo, del que informa Le Parisien y del que AFP ha obtenido una copia, Ceferin explica a Aulas que la fecha límite del 3 de agosto, avanzada en las reuniones de la UEFA con asociaciones miembros a finales de abril, solo era "recomendada y provisional, no oficial".

"La recomendación de la UEFA era por tanto claramente animar a las asociaciones y a las ligas a intentar terminar los campeonatos nacionales en curso, en el formato de origen, o uno adaptado si fuera necesario", detalla el esloveno en su correo.

Desde la decisión tomada el 30 de abril por la Ligue de Football Professionnel (LFP) francesa de detener  definitivamente la temporada 2019-2020, en conformidad con los anuncios del gobierno, Jean-Michel Aulas ne cesa de pedir una marcha atrás, con el argumento de que la LFP se habría basado en una fecha errónea de la UEFA para explicar su decisión. 

La fecha del 3 de agosto se mencionó en el proceso verbal del Consejo de administración de la LFP: "la UEFA (...) pide que las competiciones nacionales terminen como muy tarde el 3 de agosto de 2020, un obstáculo para una eventual reanudación del campeonato cuando sea de nuevo posible organizar partidos", está escrito.

Lyon, privado de competiciones europeas  con su séptimo puesto en la clasificación aprobada por la LFP a finales de abril, presentó dos recursos ante el tribunal administrativo de París para protestar esta medida y espera una decisión antes de finales de mayo. 

Los dirigentes de la LFP han repetido que su decisión era "sólida" jurídicamente y "definitiva".