Última Hora

Una mujer estadounidense, dueña de un bar en Santa Cruz de Guanacaste, fue detenida por negarse a cumplir con la directriz del Gobierno de cerrar bares y otros establecimientos como casinos y discotecas.

El otro caso se registró en Limón, donde detuvieron al administrador de otro negocio que se negó a cumplir las órdenes de cierre.

La información fue confirmada por el Ministro de Seguridad, Michael Soto.

Con estos dos casos, ya suman tres las detenciones que ha realizado Fuerza Pública por no acatar las órdenes sanitarias. 

Las tres personas fueron remitidas al Ministerio Público bajo el cargo de violación de medidas sanitarias.

Quienes violen estas directrices se exponen a una pena de prisión de uno a tres años o a multas económicas.

En las últimas 24 horas, la Fuerza Pública cerró 174 bares y notificó a otros 297 locales.