Última Hora

La transformación del Centro Nacional de Rehabilitación (CENARE) en un hospital para atender  pacientes críticos por Covid-19 está casi lista. Así lo confirmó el Presidente de la República, Carlos Alvarado, durante un recorrido que realizó esta mañana.

El edificio tiene capacidad para 88 pacientes, en dos módulos de 44 camas cada uno. La atención la brindarán 1.350 funcionarios en tres turnos de 24 horas.

Entre los especialistas que operarán el centro hay emergenciólogos, especialistas en cuidados intensivos, terapistas respiratorios, personal de laboratorio y microbiología, así como infectólogos y cirujanos, entre otros.

El CENARE fue completamente modificado y servirá exclusivamente para atender pacientes diagnosticados con Covid-19 cuyo estado sea crítico. 

Entre las principales modificaciones destaca un área de oxigenoterapia y equipos de telemedicina. Estos últimos permitirán que médicos especializados den soporte a los pacientes de manera remota.

La gran cantidad de equipos disponibles requirió una reestructuración eléctrica del hospital, para esto un equipo del ICE trabajó durante 80 horas de manera ininterrumpida.

También se confirmó que en las próximas horas se construirá una rampa de acceso para el ingreso de las ambulancias. 

El centro está ubicado en la Uruca y cuenta con una vía que comunica al Hospital México, sin dejar de lado que está cerca del Hospital San Juan de Dios. Además cuenta con un helipuerto, así como una plaza que facilitaría el traslado aéreo de pacientes en caso de ser requerido.