Última Hora

El OIJ de Guápiles analiza el modo de operar de los asesinos que acabaron con la vida de cinco personas. El objetivo es determinar si hay relación con el homicidio de cuatro sujetos dentro de una vivienda hace ocho meses, también en Pococí.

En ambos casos habrían utilizado fusiles de asalto AK-47.

Horas antes de la reciente masacre, ocurrió otro homicidio en el mismo cantón que podría estar vinculado con el asesinato múltiple, pues se trataría de un conflicto entre bandas de la zona, dedicadas al tráfico de drogas.

Las investigaciones preliminares indican que los cuatro jóvenes ejecutados tenían poco tiempo de vivir en esa vivienda y formarían parte de uno de los grupos narco más fuertes del sector.

Investigaciones recientes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) indican que el dominio por el trasiego de droga se lo pelea un grupo liderado por un sujeto de apellidos Esquivel Cano, alias Castrol, y otro hombre identificado como Arias Monge, alias Diablo, quien actualmente está en fuga.

Ambos grupos delictivos han sido golpeados recientemente tras operativos realizados por el OIJ de Guápiles.