Última Hora

Las fechas FIFA del mes de marzo aparecían marcadas en el calendario de Rónald González desde hace mucho, ya que serían las únicas donde podría probar jugadores y tachar a otros.

Ya la Fedefútbol había anunciado que los fogueos para estas fechas fueron muy difíciles de conseguir: ante Grecia en Estados Unidos y contra Panamá aquí, en Cartago.

Pero la suspensión, por la amenaza del coronavirus, de casi todos los campeonatos donde militan los jugadores que integran la Selección Mayor desbarató los planes del estratega.

El mundo se paralizó y el fútbol no quedó exento de esto: ahora la tarea de todos los estrategas a nivel mundial es sortear la pausa, que de momento pinta a indefinida.

Como realidad inmediata, la suspensión también golpea a la Selección Nacional y González lo tiene muy claro, pues de manera directa y honesta aseguró que se le acabaron las oportunidades de ver posibles seleccionados.

“No podemos cuestionar este tipo de decisiones donde lo que está sobre la mesa es la integridad física de cada uno de los actores del fútbol nacional y, aunque como seleccionador nacional me preocupa el escaso tiempo que tendremos, no podemos dejar en segundo plano este virus que está atacando a todo el mundo”, indicó el estratega al departamento de prensa de la Fedefútbol.

De paso, González se mantiene en cuarentena preventiva, ya que visitó Europa para reunirse con los legionarios del Viejo Continente. Tuvo que suspender la gira, pues estalló la crisis del Covid-19.

El entrenador de la selección de Costa Rica no ocultó la realidad que, a partir de este momento, vivirá la Tricolor al quedarse sin días para poder seguir probando jugadores.

“Todo esto directamente nos afecta mucho. Perdimos las fechas FIFA de marzo y, con esto, la posibilidad de probar o de ver jugadores; ahora no tenemos margen de error, debemos tener claro el llamado en cada convocatoria, porque todo apunta a que nos tocará de una vez competir”, señaló el técnico costarricense.

La apuesta del estratega es que cada jugador se apegue al profesionalismo y siga estrictamente la preparación en casa enviada por cada uno de los equipos y el preparador físico de La Sele.  

 “Me parece que los jugadores seguirán entrenando, ya sea de manera grupal o individual, pero ellos son profesionales y confío en la responsabilidad de cada uno para mantener su condición física”, declaró el timonel patrio.

El director técnico fue enfático al decir que necesitará jugadores en óptimas condiciones y que conozcan el planteamiento que desarrollará durante la competencia más cercana, el Final Four de la Liga de Naciones, evento que no se descarta pueda cambiar de fecha.

“No sabemos si habrá variantes en la fase final de la Liga de Naciones, pero debemos estar listos, por eso ocupo jugadores que estén al 100%, con la claridad en el sistema que vamos a desarrollar. No tenemos margen de error, a los que llamemos, esos serán los que compitan”, concluyó.