Última Hora

La decisión del Poder Ejecutivo de desconvocar el proyecto de usura de las sesiones extraordinarias elevó el tono en la primera sesión extraordinaria convocada por los diputados para discutir la iniciativa de alivio fiscal por los efectos del coronavirus.

La discusión entre las bancadas fue tal que la presidenta en ejercicio del Congreso, Zoila Rosa Volio, decidió enviar el Plenario a receso hasta las 11 a. m.

La sesión de este martes es parte de siete actos extraordinarios aprobados este lunes por los diputados para discutir las iniciativas que puedan ayudar a combatir los efectos negativos de la pandemia del Covid-19.

La de hoy precisamente tenía como prioridad discutir la propuesta de moratoria al pago de impuestos para atender la emergencia.

Sin embargo, las palabras del liberacionista David Gourzong, quien acusó a la bancada del PUSC de amenazar con bloquear el Plenario si usura se mantenía en discusión, desató una acalorada discusión en la Asamblea.

La jefa de fracción socialcristiana, María Inés Solís, negó esa acusación y le pidió a Gourzong disculparse por afirmarlo; sin embargo, este afirmó que esa frase provino del PAC, específicamente de la jefa de fracción Nielsen Pérez o la primera secretaria Laura Guido, quienes afirmaron que el proyecto no se incluyó “porque iba a complicar la agenda legislativa, según la posición de la diputada Solís”.

Pérez aseguró que ella no habló con Gourzong ni con Solís, mientras que Guido, en consulta de este medio, dijo que no daría declaraciones pues lo correcto es concentrarse en atender los proyectos relativos al coronavirus.

La sesión extraordinaria de este martes se termina a las 12 mediodía, por lo que la discusión se trasladará para horas de la tarde.