Última Hora

Un nuevo proyecto de ley propone congelar los precios de los bienes de primera necesidad, así como reducir el impuesto que estos pagan cuando se declare una emergencia nacional.

La iniciativa, de la liberacionista María José Corrales, propone que el Poder Ejecutivo tenga la facultad de incluir dentro de las declaratorias una lista de bienes, con el fin de evitar la especulación durante las emergencias. De esa forma se pretende evitar situaciones como el actual desabastecimiento de productos de limpieza por la circulación del coronavirus. 

El proyecto ordenaría una fijación de precios máximos para los artículos y servicios mediante un margen de ganancia máximo. De la mano con esa medida, aquellas empresas o productores que establezcan precios por debajo de ese tope no serían señalados por prácticas monopolísticas, al menos durante lo que dure la declaratoria.

Esa directriz también regiría para ciertos servicios.

Además, se prohibiría cualquier aumento de precios de bienes o servicios indicados en el decreto y se reduciría el impuesto de valor agregado que pagan hasta en un 30%.

“Nuestro país debe contar con las herramientas que le permitan atender con prontitud las necesidades de sus habitantes, sobre todo cuando estamos en medio de una situación de emergencia mundial.

“Aunque la vigencia de estas leyes sea a futuro, vamos a garantizar que el Estado costarricense pueda estar más preparado ante posibles situaciones de emergencia que se vivan más adelante”, manifestó la diputada María José Corrales.

El proyecto también establece la posibilidad de restringir la cantidad máxima de artículos que un consumidor puede adquirir, algo que en el contexto actual están realizando las cadenas de supermercados.

La definición de esa lista de bienes y servicios será competencia del Poder Ejecutivo en coordinación con el Ministerio de Salud y el Ministerio de Economía, Industria y Comercio.

Estos últimos serían los encargados de verificar el cumplimiento de esas normas, caso contrario la ley los facultaría aplicar las sanciones administrativas correspondientes.

Impuestos municipales

Paralelamente, la legisladora verdiblanca también presentó un proyecto para reducir y condonar la carga tributaria del régimen municipal.

Esta iniciativa autoriza a las municipalidades del país, previa aprobación por parte de cada Concejo Municipal, a que se aplique una reducción de hasta un 50% de los tributos municipales por concepto de impuestos, tasas, servicios y otros tributos a partir del tercer trimestre en que rija la ley.

Dicha reducción no será aplicable a los trimestres vencidos ni prorrogable a otros periodos.

“El sector comercio y servicios necesita una ayuda en momentos en que se está anunciando públicamente el impacto que está teniendo el coronavirus en el turismo, por ejemplo, con caídas en ventas de hasta en un 50% y con cancelaciones de reservaciones que en algunos sectores ha llegado ya hasta el 90%”, dijo Corrales.

Estos dos proyectos se suman a otro presentado este jueves por la bancada del Partido Unidad Social Cristiana, que precisamente pretende condonar el pago del impuesto de valor agregado por los efectos del coronavirus en el sector productivo costarricense.