Última Hora

Conforme pasan los días, el impacto del coronavirus en el mundo es cada vez mayor: diariamente surgen nuevos casos de personas contagiadas y ya se ha declarado como una pandemia.

Además de los sistemas de salud, la economía mundial ha sido golpeada. Ante ese panorama es válido preguntarse si el desempleo en el país aumentará.

Para entender mejor la dinámica entre el brote de Covid-19 y uno de los indicadores económicos más discutidos del país, Teletica.com conversó con cuatro expertos.

“Sí, definitivamente puede afectarlo y lo más probable es que lo empecemos a percibir en el corto plazo”, afirma el economista y político Eli Feinzaig, para quien la principal afectación caerá sobre las cadenas logísticas, de transporte y el sector turístico.

“En la medida en que se incrementen las cancelaciones de viajes a Costa Rica por temor al virus, los hoteles y operadores turísticos se verán en la triste situación de despedir al personal contratado para esta temporada alta".

Precisamente, el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) prevé una disminución en la afluencia turística de entre 2% y 4% durante los próximos tres meses, debido el coronavirus.

Reducir planillas también tiene otra causa, según Feinzaig, y es la de que no todos los puestos son compatibles con el teletrabajo. Así lo expone el economista: “Si las personas no pueden trasladarse a sus lugares de trabajo, sus ingresos serán afectados, así como los de las empresas que las contratan”.

La opinión de Feinzaig coincide con la de Carlos Palma, director de la Escuela de Economía de la Universidad de Costa Rica (UCR), quien afirma que el modelo abierto de la economía de nuestro país se verá considerablemente golpeado debido a la inminente disminución de las importaciones y exportaciones.

“Nuestro país importa materias primas para producir bienes terminados que luego, en su mayoría, se exportan; sin embargo, al disminuir el consumo, los países comprarán menos nuestros productos y esto definitivamente afectará el empleo”, explica Palma.

Desde otro punto de vista, Osvaldo Madriz, especialista en derecho laboral y corporativo, no cree que el coronavirus sea una razón directa para el aumento del desempleo, “a menos de que un trabajador incumpla normativas empresariales con respecto a salud y seguridad”.

“La relación más directa que podríamos entender entre la situación actual del país y el coronavirus, sería un eventual descenso en la productividad, pues mucha de la fuerza laboral de las empresas puede ver limitada su disponibilidad, debido a medidas como permisos con goce de salario o hasta incapacidades médicas prolongadas” opina el abogado.

Cuestión de perspectiva

“En toda crisis hay alguien que se pone a llorar y alguien más que vende pañuelos”. Así analiza la situación el economista y asesor financiero Daniel Suchar. Él argumenta que mientras un sector sufre complicaciones por alguna situación, esta misma puede ser la oportunidad de otros para crecer. 

“Yo veo una súper oportunidad para quienes trabajan en las plataformas como Uber Eats y Glovo porque las necesidades de las personas no van a parar; pero como la gente no querrá salir de sus casas utilizará estos servicios, así como quienes venden suplementos de aseo y protección o desarrollan plataformas para trabajo alternativo”, ejemplifica.

Pese a brindar otro panorama, Suchar no descarta que el virus sí pueda afectar el dinamismo económico, pues la situación ha causado “un ambiente de gran incertidumbre "que hace que las personas se retraigan a la hora de comprar bienes y servicios y esto hará sentir una desaceleración".

“Ante esto, las empresas van a sentir una menor entrada de efectivo en su flujo de caja, por lo que cada día les va a costar más afrontar los compromisos con sus empleados y con las cargas sociales, por lo tanto, los recortes son posibles si la afectación es mucho más grave”, concluye.

Pese a que un estudio realizado por Manpower Group calculaba un repunte en las contrataciones para este primer trimestre del año, los expertos coinciden en que la situación más complicada la cargarán todas esas personas que actualmente buscan empleo, pues debido a esta misma incertidumbre las empresas no estarán interesadas en realizar contrataciones.

La tasa de desempleo en nuestro país es de 12,4%, según la Encuesta Continua de Empleo (ECE) del Instituto Costarricense de Estadística y Censos (INEC).