Última Hora

La llegada de los nuevos trenes adquiridos por el Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) sufrirá un atraso de tres meses debido a la emergencia internacional por coronavirus. 

La institución informó que las unidades no entrarán al país en junio, como estaba previsto, sino hasta el mes de septiembre. La fábrica china CRRC informó algunos inconvenientes provocados por el virus originado en Wuhan. 

“El proceso de fabricación va muy avanzado. Sin embargo, hemos recibido un comunicado oficial: en el marco de la emergencia sanitaria mundial, la fábrica CRRC está trabajando a capacidad limitada", explicó Elizabeth Briceño, Presidenta Ejecutiva de Incofer.

A pesar del atraso anunciado, las autoridades procuran mantener el plazo final: en diciembre, los ocho trenes nuevos deberían estar en Costa Rica. 

Medidas más estrictas

Incofer solicitó a la empresa china CRRC reforzar las medidas preventivas antes del ingreso de los vehículos al país.

Según Marco Coto, gerente de operaciones de la institución, pidieron el acatamiento de todos los lineamientos nacionales e internacionales para evitar el Covid-19; sobre todo porque profesionales chinos acompañarán el proceso de traslado y puesta en marcha de las máquinas.

"Los equipos de profesionales que vendrán al país para dar seguimiento a estas unidades deben adoptar todos los protocolos de seguridad y salud. También se reforzará la limpieza de los trenes al momento del embalaje", explicó Coto.