Última Hora

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) en conjunto con el Ministerio de Seguridad Pública y la Fiscalía lograron desarticular una peligrosa banda narco tras 23 allanamientos realizados este miércoles en la zona de Limón, y que deja por el momento 13 personas detenidas.

Walter Espinoza, director del OIJ, afirma que durante el operativo se ha logrado decomisar armas de fuego, dinero en efectivo, lanchas, motores y aparatos telefónicos que sirven para completar la operación.

“Limón exige y necesita en este momento la presencia de la policía para generar aplicación de la ley e intentar apaciguar un poco la situación de conflicto que se percibe en la zona. En este lugar (Cieneguita) donde además detuvimos al líder de la organización de apellido Rojas, se almacenaban sustancias ilegales y servía de centro de operación para girar instrucciones a otros miembros de la banda en Matina y Guápiles”, dijo Espinoza.

Rojas, se camufla al amparo de una actividad pesquera que no existe y que no funciona. En una de sus propiedades donde se realizaron varios decomisos no hay indicio alguno que se dedique a esta actividad, según señala el director del OIJ.

Además, tiene una situación antecedente de carácter policial que está pendiente de juicio desde 2013 que lo relaciona con el decomiso de 137 millones de colones en efectivo que, de acuerdo con la investigación, provenían del tráfico de drogas. En los últimos meses fue citado para comparecer en un juicio sin embargo por circunstancias de orden procesal la audiencia no se realizó.

“Esta banda además del sicariato se venía dedicando a extorsionar a comerciantes de zonas como Guápiles. Se les relaciona también con posesión de armas de fuego y por amenazas muy fuertes contra personas”, agrega Espinoza.

El OIJ espera detener a siete personas más vinculadas con esta banca.