Última Hora

Las autoridades judiciales allanaron la oficina de la diputada de Restauración Nacional, Floria Segreda.

Poco después de las nueve de la mañana, agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) ingresaron al recinto asignado a la parlamentaria, quien, aparentemente, no se encontraba en el lugar pero llegó una media hora después.

Al arribar al sitio, Segreda dijo a los periodistas que estaban afuera que "desconocía el detalle de lo que estaba pasando".

Según informó el medio digital, Crhoy, la acción judicial tiene que ver con una acusación por tráfico de influencias.

Lo que se investiga es si Segreda habría tratado de frenar una notificación de un embargo ordenado en su contra  en un proceso civil. 

La legisladora expresó la tarde de este martes que todo se trata de una "cortina de humo" creada por unas personas que ella denunció por estafa.

“Yo he tenido la oportunidad de poder acusar a unas personas por estafa y esos son los que me están acusando de algo tipo cortina de humo porque no hay pruebas de nada, creo que ya esto se volvió una cuestión personal de ellos contra mí y sin embargo lo bueno de todo esto es que hemos venido trabajando responsablemente a favor del pueblo y muchos están en desacuerdo.

Este es un momento para que ustedes sepan que la víctima soy yo porque este tipo lo que ha hecho es mentir para que lleguen ahora a allanar algo que en realidad ni encuentran nada porque no hay nada, él que nada debe nada teme, aquí estoy dando la cara porque yo en ningún momento he mandado ningún tipo de documento para que me hagan un favor.

Yo creo que siempre he sido una persona íntegra desde que entré a la Asamblea Legislativa y estoy acostumbrada a hacer las cosas correctamente, pero siempre hay tipos como esta gente que porque yo los acusé porque me estafaron una casa vengan a dañar mi imagen", explicó Segreda.

Por tratarse de una diputada de la Asamblea Legislativa, la acción judicial fue dirigida directamente por la Fiscalía General.