Última Hora

El proyecto que pretende definir topes a las tasas de interés en los créditos de las entidades financieras podría ser dictaminado el próximo miércoles en medio de un fuerte rechazo del sector bancario.

Welmer Ramos, diputado del PAC y proponente de la iniciativa, aseguró que tienen los votos necesarios dentro de la Comisión de Hacendarios (9-2) para enviar finalmente el proyecto al Plenario y que esa decisión no debería extenderse más allá de esa venidera sesión.

“No estoy inventando cifras, estamos 9-2. Yo espero que quede dictaminado el próximo miércoles tal cual está. Siempre todo es perfectible y puede haber ciertas decisiones, pero no con cambios drásticos en la tasa ni la forma de calcular”, aseguró Ramos.

A grandes rasgos, el proyecto establece una tasa máxima de alrededor del 30% para los créditos en colones y 15,4% en el caso de los dólares.

Esas cifras, sin embargo, son fuertemente adversadas por el sector bancario nacional.

“El tope establecido provocará la exclusión de cerca de una tercera parte de las personas con tarjeta de crédito, quienes deberán recurrir al crédito informal; lo cual implica un retroceso en el proceso de bancarización”, advirtió esta semana la Asociación Bancaria Costarricense.

Por la misma línea se pronunció el presidente del Banco Central, Rodrigo Cubero, quien ya había manifestado a los propios diputados los riesgos de definir estos topes bajo el argumento de que los bancos, ante esa falta de garantía, empezarían a negarle créditos a los sectores más pobres de la población.

“Esos son argumentos falaces. Las poblaciones más vulnerables son las que están siendo excluidas porque se les dan créditos a tasas elevadísimas que luego no pueden pagar.

“Comparados con los porcentajes de países en desarrollo similar el nuestro (30%) sigue siendo alto. Es un margen suficientemente aceptable para que los bancos obtengan ganancias muy grandes y que no haya exclusión financiera, todo esto mientras se defienden los intereses del pueblo costarricense, que es lo más importante”, añadió Ramos.

La medida aplicará también para todas las casi tres millones de tarjetas de crédito que existen en el país según datos del Ministerio de Economía a julio anterior.

Más de la mitad de estas tiene tasas de interés superiores al 30% y casi un millón entre 45% y 50%.