Última Hora

El corazón está matando a los costarricenses y no de amor, ya que la falta de especialistas y los problemas de infraestructura complican la atención en salud.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte prematura en Costa Rica tanto en hombres como en mujeres.

Miles y miles deben acudir al servicio social de salud para prevenir, tratarse y tener calidad de vida y es aquí cuando para muchos comienza un calvario.

La meta de la institución es que la espera por servicios no sobrepase los 180 días como máximo.