Última Hora

El cantón de Matina es uno de los cantones más afectados por los constantes aguaceros provocados por el frente frío.

La comunidad de B-line amaneció con las calles inundadas y la plaza de fútbol se convirtió en piscina.

Salir de las casas es complicado para algunos vecinos, varios se quedaron sin ir a trabajar por la falta de acceso.

Las personas afectadas necesitan ayuda y esperan que deje de llover pronto.

Se espera que las lluvias comiencen a disminuir este martes mientras las autoridades permanecen en alerta.