Última Hora

Rogelio Benavides Rivas/ Editor /[email protected] 

Cumpleañeros 

Thelma Darkings, María Eugenia González, Gerardo Ulloa y Gretty Claussen cumplen años este 5 de noviembre. También celebran su natalicio esta semana el cirujano plástico y candidato presidencial Christian Rivera Paniagua (cumple el 6 de noviembre), Kattia Garrido Ching (6), Yeralyn Chavarría (6), Anisley Isla Duque (8), Mauricio Hoffmann (8), Lussania Víquez (8), Viktor Soto (8), Grettel Calderón (8), Eladio Villalta (8), Norval Calvo (10), Fabiola Herra (10), Luigi Villalobos (10) y Rebecca García Arias (11). 

Norval: 20 años Pelando el Ojo 

El próximo 10 de noviembre cumple años 51 años Norval Calvo, con quien tengo una relación respetuosa y muy cercana. Además, su exitoso Pelando el Ojo suma dos décadas este mes. Como lo he dicho en otras oportunidades, Calvo es el supremo zar del humor en Costa Rica. Su profesión de periodista le ha dado bases para la investigación y el análisis de la realidad informativa, sabe dónde entrar, dónde tocar la yaga para causar dolor, para ver fluir la sangre de la verdad: dura, cruda, incómoda, pero verdad. Esas bases de su formación universitaria las combina con el humor, para convertirlas en la producción más inteligente de la radiodifusión costarricense. 

Son veinte años al aire y, pese a un sinnúmero de tropiezos, sigue en el gusto de la audiencia. Pelando el Ojo pela y pela todos los días, pero con respeto. Es un ejercicio sano de libertad y democracia. Este espacio ha sido cuna y trampolín de muchos humoristas, quienes se ha amamantado de la buena leche de la experiencia y se han consolidado bajo la directriz de Norval, quien les da la oportunidad a nuevos talentos, sin experiencia radiofónica, pero con la posibilidad de formarse en radio y televisión, con la participación en las transmisiones de Fin de Año de Repretel y en otras producciones de esa televisora. Los escucho todos los días porque sus entregas siempre sorprenden, educan, entretienen y nos hacen reír en un mundo cada vez más amargo. Como imitador es muy bueno, como guionista es hábil y sabe repartir muy bien las cartas y las fichas a sus cómplices del humor, para sacar adelante la tarea y, si se quedan atascados, les tira el mecate y los saca del atolladero. Norval es hábil y muy trabajador, por eso cumple con la tarea de producir dos horas diarias de noticias con humor, con muy buen humor. Este señor estudia, se actualiza, profundiza, ironiza y uno se caga de risa. Gracias colega y amigo por compartir su mundo crítico, pero divertido, humorístico, pero respetuoso, jodedor, pero formador. Feliz cumpleaños y siga celebrando cargado de canas, pero cada vez con más ganas. 

Pinchando al Porcionzón 

El humorista Carlos Ramos, el Porcionzón, está empeñado en verse menos cachetón y busca la eterna juventud. Para mantenerse guapo y hermoso, como un oso, acudió donde Rónald Torres, propietario de la Clínica Hello Humanized Center, a solicitar que le hicieran un paquetón de belleza y reconstrucción para quedar bien pochotón. 

Rónald Torres y Carlos Ramos.

De inmediato, Torres lo puso en las buenas manos de la cirujana Jessica Alfaro, una de las profesionales con más experiencia en el área de las cirugías y retoques estéticos. Sin pensarlo mucho, la doctora Alfaro, con gran delicadeza y notable profesionalismo, le hizo la primera sesión de pinchazos a Carlos Ramos, le puso botox por aquí y por allá, sin apagar su contagiosa sonrisa. Al final el humorista quedó como lo que es: un menecazo y prometió volver muchas veces más, con tal de estar y sentirse mejor.

La doctora Jessica Alfaro y Carlos Ramos.
Coco Vargas está fuerte y preciosa

La conocida y talentosa humorista Coco Vargas está experimentando cambios en su vida. Esta semana publicó una foto embarazada, que le tomó Marta Guzmán, para reflexionar sobre esa condición. “Apenas puedo explicar lo que siento al ver esta fotografía, todo lo que significa y creo que siempre quedaré corta para describirlo...

Con toda seguridad para muchas personas el embarazo sea “la etapa más linda de una mujer”, sin embargo, para muchas de nosotras es una etapa de tantos cambios, cambios que suceden en poco tiempo, cambios que nos sacan de nuestra zona de confort, de nuestra propia piel, muchas veces las hormonas causan estragos en el estado anímico y en nuestra autopercepción. Durante mis embarazos anteriores subí mucho de peso y por aquel tiempo, el peso era todo un tema para mí (muchas veces transitando los rieles de la anorexia sin descarrilarme del todo, pero ahí, bien cerquita), de manera que subir tanto peso en tan poco tiempo, ver la báscula ir de 3 en 3 cada mes sin poderlo controlar fue frustrante, me sentía tan mal conmigo misma. No me malinterpretés, amaba lo que estaba pasando dentro de mí, saber que mis bebés estaban creciendo fuertes, sentirlos, la ilusión de esperarlos, de imaginarlos, pero no soportaba verme al espejo... Ahora que lo pienso en retrospectiva no me veía mal, me veía muy embarazada, eso era todo, pero mi mente de aquel momento no lo asimilaba así y no pude disfrutar a plenitud. Hoy la vida me ha dado la oportunidad de disfrutar un embarazo precioso, uno cargado de paz conmigo misma, con mi cuerpo, sin presiones, sin complejos, la madurez, tal vez, la meditación diaria, quizás, lo cierto es que poder plasmar esto que siento, verlo reflejado en una imagen me hace sentir tan bien, fuerte, preciosa y no tiene nada que ver con vanidad, por el contrario es terapéutico, conforta el alma, alegra el corazón y me hace sentir un agradecimiento tan profundo por poder vivirlo. Esta es apenas la primera foto de una sesión que ha cambiado mi perspectiva de muchas cosas. Gracias Universo, gracias al equipo que las hizo posibles, gracias por el momento, por la oportunidad, por la vida y la vida que llevo dentro (te esperamos con todo amor mi pequeño SamiLu”.


Foto: Marta Guzmán. Vestuario: Maternales CR. Maquillaje y cabello: Jonathan Sánchez Batista.

Stefanny Baldí: diseñadora con honores 

La hermosa, talentosa y también polémica Stefanny Baldí se graduó esta semana como Diseñadora de Modas en la Universidad Creativa; la guapísima egresó con honores y presentó un desfile con sus diseños de vestuario al que denominó De Luzbel, como parte de la producción universitaria denominada “Ángeles y Demonios”; Luzbel es un antropónimo masculino. Es una forma extrabíblica de denominar a Lucifer; antes de la rebelión que encabezó contra Dios, Lucifer fue creado hermoso, glorioso y perfecto. Luzbel significa “portador de luz” “el que brilla más”, pero tras su caída y destierro al infierno, su nombre fue cambiado a Satán (que significa adversario). Stefanny está feliz y realizada e haber cumplido sus sueños; no fue un año fácil para ella ya que falleció su papá y tuvo que enfrentar algunos contratiempos, incluso en algún momento pensó dejar la carrera, sin embargo, logró superar los contratiempos y cumplir con su meta académica. Esta fue la primera vez que Baldí diseñó ropa para hombres y está feliz con los resultados; ella también presentó su nueva colección de lentes.

¡Qué pena con sus penes! 

Estamos advertidos sobre la posibilidad de que una foto íntima, de pronto aparezca en todas las redes, plataformas y demás publicaciones. Nadie está exento de un “accidente” de este tipo. Muchos fotografían sus genitales, los comparten y luego, cuando termina el amor, comienza el terror.
 
Si no hay seguridad del sitio donde se resguardarán esas imágenes, mejor no arriesgarse, para no lamentarse, tal y como le ha pasado recientemente a figuras conocidas.
 
Para no ir muy largo, hace unos años se filtraron unas imágenes del periodista Roy Solano y luego vino el escándalo de tres días. Fue noticia. Sin embargo, recientemente, esto de las imágenes de penes es cosa de todos los días.
 
En junio pasado trascendió que el aspirante a dirigente político Brandon Toruño vendía fotos de su prominente pene para financiar su campaña política y, aunque él se apresuró a desmentirlo, las imágenes corrieron por las redes como pan caliente.
 
Aparte de las de Toruño, también se han escapado fotos de los penes de Randall Salazar, Mauricio Hoffman, Rónald Matarrita, Willian Sunsing, y uno de los gemelos Castillo, apenas para mencionar media docena de penes sin pena. Tenga más cuidado, recuerden que ya todo está inventado.
 
Ya eso de ver penes no es noticia y muchos lo ven como algo normal, pero siempre pesa el morbo sobre las dimensiones y las formas de esos genitales, porque siguen pensando, cual película de Godzilla, que el tamaño sí importa. Esto de fotos íntimas escapadas de una cárcel de amor, de un delirio de alcohol, de mil noches en vela, ya es como el pan de todos los días.

Para seguir con Godzilla, un artículo reciente señala que la mayoría de los hombres creen que la longitud del pene erecto es de alrededor de 15 centímetros, además, en una lista de 25 países, los hombres con el miembro de mayor tamaño son los congoleños, mientras que los coreanos se sitúan en el último lugar.
 
En un estudio realizado por Richard Lynn, profesor de psicología de la Universidad de Ulster, se demostró que los británicos tienen el pene más grande en comparación con los franceses, pero los alemanes siguen superando a los ingleses. Pero, los británicos no tienen mucho qué celebrar, ya que, en una lista de 113 nacionalidades, ellos se encuentran en el lugar 78.
 
En contraste, los congoleños son aquellos que poseen el pene más grande con 18 centímetros. Seguido de ellos, están los ecuatorianos con 17.7 centímetros y los ghaneses con 17.2 centímetros y los colombianos con 17 centímetros. Los datos parecen confirmar el estereotipo de que los hombres de raza negra tienen el pene más grande; mientras los asiáticos suelen tenerlo pequeño.
 
Como se mencionó, los resultados eran predecibles, ya que desde hace cientos de años, los africanos han ostentado el título de los hombres con los penes más grandes, tanto así que el año pasado, un cargamento de condones con destino Sudáfrica, fue rechazado porque los preservativos eran muy pequeños para la población.
 
Las penas de los penes apenas comienzan: ahora resulta que hasta la contaminación está afectando su tamaño.
 
De acuerdo con un reportaje de Marthe de Ferrer, de Euronews, los penes se están encogiendo por la contaminación. Una destacada epidemióloga y científica medioambiental ha publicado un libro en el que examina la relación entre las sustancias químicas industriales y la longitud del pene.
 
El libro de la doctora Shanna Swan, “Count Down” (Cuenta atrás), sostiene que el mundo moderno está alterando el desarrollo reproductivo de los humanos y amenazando el futuro de nuestra especie.
 
El libro expone cómo la contaminación está provocando un aumento de los índices de disfunción eréctil, una bajada de la fertilidad y un número creciente de bebés que nacen con penes pequeños. Aunque el titular sobre la reducción de los penes puede parecer un chiste, la investigación pinta un retrato sombrío de la longevidad y la capacidad de supervivencia de la humanidad.

Eso es todo, los quiere mucho Tía Zelmira, la que todo lo mira.

Youtube Teletica