Última Hora

Rogelio Benavides /Editor / rbenavides@benapres.com 

Cumpleañeros 

El primer saludo es para la hermosa ex Miss Costa Rica Johanna Solano, quien cumple años este 9 de octubre. También tengo un saludo especial para varios sobrinos que celebran su natalicio esta semana como Nadia Dobles (cumple el 9 de octubre), la periodista Carol Cordero (9), el promotor de Alpiste Sergio Masís (10), la periodista Yuri Lorena Jiménez Gómez (10), conocida como La Guerrillera del Sexo; la empresaria Eli Beita (11), el productor televisivo Armando García Chacón (11), la licenciada Pilar Norza Hernández (12), el expresidente municipal de San José don Jorge Vargas Espinoza (12), la diputada Franggi Nicolás (12), el músico y cantante Freddy Alvez (13), el dirigente liberal Otto Guevara (13), la catedrática universitaria Jeannette Campos Salas (13), el futbolista y comentarista televisivo Alonso Solís (14), la periodista Marjorie Sibaja Barrantes (14) y la publicista y directora del certamen Miss Costa Rica Gabriela Alfaro (15).  

Gabriela Alfaro  

El próximo 15 de octubre, día de Santa Teresa de Jesús, cumple años Gabriela Alfaro, a quien conozco desde hace varios años con cargos de responsabilidad en Televisora de Costa Rica, especialmente los relacionados con las broncas del certamen de Miss Costa Rica, del cual es su directora plenipotenciaria. Gabriela y yo no somos los mejores amigos del mundo, pero nos respetamos. Ya lo dijo Benito Juárez en 1867: el respeto al derecho ajeno es la paz. Sí, llevamos la fiesta en paz. Los de Libra como ella y yo somos así: parecemos villanos, pero somos más humanos. 

Gabriela es seria, tranquila, estable y detallista. Quiere parecer una bruja de hierro, pero su alma es suave y fresca como la primera luz de la mañana. Es una mujer justa, trabajadora y amiga de llamar las cosas por su nombre. Es culta, amante de las artes, de la buena música y de otras manifestaciones artísticas, compuestas para mentes sensibles e inteligentes como la de ella. Quiere a los suyos, los defiende con todas las fuerzas de su espíritu. Gabriela es un nombre hebreo, procede de “gabr”: “la que tiene la fuerza de Dios”. Las de nombre Gabriela son personas muy capaces, con carácter para las relaciones sociales. Gabriela es fuerte, determinada, estable, seria y reservada. En ella se puede confiar. Posee un encanto natural y cuida su imagen. Amante de los detalles, es paciente y más inclinada a las actividades creativas, donde puede hacer gala de su espíritu metódico y de su capacidad organizadora. Como buena Libra es afable y cordial, pero también puede enojarse: mejor no le toquen el apellido de origen árabe que significa “torre de vigilancia”. 

Feliz cumpleaños Gabriela, espero que el próximo jueves la pase muy bien: si hace fiesta y no me invita, no se preocupe, entiendo. Nota: estas palabras sentidas, que brotan de mi corazón agradecido, callan más de lo que dicen, pero dicen la verdad. No las escribo para quedar bien, lo hago porque ella me las inspira y se las merece.

Un hombre correcto 

La nota positiva de una semana negativa, llena de bloqueos, malos dirigentes y notas disonantes, la puso el futbolista Bryan Ruiz, quien confesó estar con COVID —a cualquiera le pasa—, pero él aprovechó para hacer un llamado a la gente que cuando alguien sale positivo con esa enfermedad, lo marginan, lo humillan y lo maltratan. Bryan, en cambio, dio un ejemplo de educación, tal y como nos tiene acostumbrados. “Deseo hacer público que soy positivo de COVID-19 porque quiero eliminar estereotipos y morbos existentes en nuestra sociedad al señalar o discriminar a quienes padecen este virus. El virus afecta a cualquiera. Lo más importante es actuar responsablemente acudiendo a tiempo a un centro de salud cuando tenemos síntomas para evitar contagiar a otras personas, mucho menos a adultos mayores o personas de riesgo. Insto a todos a seguir utilizando mascarilla, a lavarse las manos frecuentemente. Me encuentro bien, espero recuperarme pronto. Ánimo para todos los que padecen el virus. Saldremos adelante”, dijo. 

Se va a casar 

El arquitecto Sergio Araya Gutiérrez, hijo del alcalde de San José, Johnny Araya, anunció esta semana su compromiso con Adriana Sáenz, conocida por sus amigos como Abi. La ceremonia se realizó estrictamente en la burbuja familiar en casa del feliz suegro. Sergio es hijo del segundo matrimonio de Araya con Kenia Gutiérrez, muy conocida en la farándula de Palmares.  

Sergio Araya, Adriana Sáenz, Johnny Araya, Sandra León, Lila Ramírez, Glori Araya y Gabriela Araya. 

Habanera de San Ramón 

En la farándula de San Ramón, últimamente destaca la cubana Evis Fajardo, quien es como la hermana adoptiva de Melissa y Fabiola Mora Ramírez, muy famosas en terrenos moncheños y en toda la geografía nacional. Conocida por casi todos como Asere, esta cubanísima es dicharachera, pícara y simpática. Graduada en Relaciones Públicas por la Universidad Latina de Costa Rica, labora en la Municipalidad de San Ramón, a las órdenes de mi buen amigo el alcalde Nixon Ureña. Evis es diligente, asertiva y vivaz; sobresale por su personalidad y también por su belleza. Intenté buscar el significado de su nombre, pero se trata de un vocablo raro: solos hay 155 personas en el mundo que se llaman Evis, el 80 por ciento son hombres y el 20 por ciento, mujeres; aunque dudo que alguno de ese centenar y medio tenga el picante de mi reseñada, quien es profundamente independiente, vivaz, rápida y emprendedora por naturaleza. Es habanera como el baile cubano, como La Habanera de Carmen, de Georges Bizet. Debe ser familia de la también cubana Gloria María Milagrosa Fajardo García, conocida mundialmente como Gloria Estefan cantante del tema Mi Tierra, dedicado a Cuba. “De mi tierra bella, de mi tierra santa, oigo ese grito de los tambores y los timbales al cumbanchar y ese pregón que canta un hermano, que de su tierra vive lejano y que el recuerdo le hace llorar…

Melissa Mora, Fabiola Mora y Evis Fajardo.

Fundación Monge con los jóvenes 

En el marco del programa “Generando Capacidades en la Nueva Fuerza Laboral para la Economía del Conocimiento” y atendiendo la emergencia sanitaria producida por el COVID-19, la Fundación Monge y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) —a través de su laboratorio de innovación BID Lab— unen esfuerzos nuevamente para sacar adelante la primera Generación Virtual de Estudiantes “Soy cambio-BID”, quienes recibirán capacitación intensiva para mejorar su perfil de empleabilidad. Se trata de 90 jóvenes de la Gran Área Metropolitana (GAM) que, desde setiembre 2020 y hasta abril del 2021, formarán parte del Proyecto Omega, un ambicioso programa de formación que los llevará a alcanzar un nivel B2-C1 en inglés, nuevas habilidades técnicas y una formación en habilidades esenciales para la vida y los trabajos del Siglo XXI. “Tratándose de jóvenes en condiciones vulnerables, creemos que la movilidad social que logren alcanzar a través de su inserción en empleos formales, asociados a empresas intensivas en conocimiento, será particularmente relevante tomando en cuenta el contexto económico local y mundial actual. Nos sentimos muy emocionados de atender este nuevo reto de virtualización de los procesos de seguimiento, formación y mediación pedagógica, característicos de nuestra organización”, comentó Lourdes Brizuela, Directora Ejecutiva de Fundación Monge. 

Yurissa Alvarado es una de las participantes en el programa.

El libro de mi vida 

“El amor en los tiempos del cólera”, de Gabriel García Márquez, ha sido y será mi libro. Hoy tengo 62 años, nueve más de los que tenía Florentino Ariza cuando navegó con Fermina Daza, el Magdalena. Hace treintitantos años, con las frases que le hurté a Gabriel, conquisté a la loba Lilliana Mora. En otras palabras, si no hubiera existido este libro no la habría podido enamorar y me habría perdido a una gran mujer. Desde entonces, cuando hablo cuestiones de amor, siempre lo cito, especialmente aquella frase que dice que uno viene a esta vida con los polvos contados y polvo que no se echa, se lo lleva a la tumba. Claro lo que no dijo Gabo es que a estas alturas del partido, los polvos son cada vez más contados... 

Lo bueno de las malas palabras 

Las personas que dicen malas palabras son más felices y tienen un coeficiente intelectual (IQ) más alto. Si alguna vez observa de mala manera a alguien que dice alguna mala palabra, debería saber que esa persona puede ser muy feliz e inteligente. Decir muchos insultos en el intervalo de un minuto estaba vinculado a una puntuación más alta en una prueba de inteligencia. De acuerdo a una encuesta realizada a 276 participantes, las personas que dicen malas palabras son más honestas que aquellas que no suelen hacerlo. El estudio afirma que las personas que tienden a decir malas palabras lo hacen para expresarse y no para perjudicar a otro. Además, la honestidad se asoció a mayor cantidad de insultos en el estudio con voluntarios. El hábito de hacerlo tiene un efecto directo en el alivio de dolores, favorece la expresión de sentimientos, promueve conexiones sociales y mejora la salud mental. Según el estudio, las malas palabras mejoran la circulación sanguínea, elevan la liberación de endorfinas y promueven la sensación de calma, control y bienestar.
 
Un descuido caro

Pobre Sylvia Blanco, tras de que la cosa no está muy jijí, tuvo una desagradable y onerosa experiencia. El pasado miércoles 7 de octubre fue a su sesión semanal con el masoterapeuta Allan Ramírez Arrieta —su preferido para esos masajes— y al salir se llevó tremendo disgusto. Sylvia había dejado su carro con freno de mano y en primera. Cuando la diva salió, el vehículo no estaba porque había rodado sin control y, para terminar de arruinar el día, colisionó con auto de lujo que estaba estacionado. ¡Qué tirada!, esperamos que la torta no haya sido muy grave y que Sylvia arregle esto de la mejor manera posible. 

Allan Ramírez y Sylvia Blanco.

GASTRONOMIA 

Gazpacho andaluz 

El gazpacho es una bebida con varios ingredientes como aceite de oliva, vinagre, agua, hortalizas crudas, generalmente tomates, pepinos, pimientos, cebollas y ajo. El gazpacho es una sopa fría, típica española, servida habitualmente como primer plato. De elaboración muy sencilla, se le añaden diferentes hortalizas y verduras, aliño con aceite de oliva virgen extra, vinagre y sal.

En Estación Atocha Don Bosco sirven un buen gazpacho. Foto: Eloy Vargas León.

Te tengo un vieras…
 
Vieras que esta semana la polémica Andreína Samudio sorprendió con la noticia de su condición de bisexual. De acuerdo con una publicación de La Teja, la modelo puso en sus redes sociales: “Soy bisexual y qué importa”, expresión que muchos comentaron positivamente y otros le dijeron que cada quien disfruta la vida como quiere. Andreína, estudiante avanzada de Periodismo y Comunicación, es oriunda de Jacó donde se ha dado a conocer por su amor a la vida de surf, al deporte extremo y a la práctica de yoga. Andreína ha salido incluso en publicaciones internacionales muy calificadas por su tonificado cuerpo gracias al ejercicio y no a las cirugías cosméticas. Bueno estamos todos avisados de la versatilidad de esta hermosa mujer. ¡Provecho!
 
Vieras que Melissa Mora, quien tiene su propia marca de pantalones Troya y vende ropa por catálogo, estudia la posibilidad de incursionar en la venta de una reconocida línea de ropa interior colombiana. Melissa está en negociaciones con la compañía y si todo sale bien, pronto anunciará esa vertiente en su portafolio de negocios. Melissa está muy entusiasmada con la idea, incluso piensa retomar los desfiles por todo el país para promocionar la marca.
 
Vieras que la periodista y presentadora venezolana de televisión Carolina Sánchez Rangel, anunció el pasado viernes 2 de octubre, en Diario Extra, su divorcio del empresario Fernando Altmann Borbón, por diferencias “irreconciliables”, pero terminaron “como amigos”. La pareja se había casado hace cuatro años, en una pomposa boda. Carolina, quien ahora tiene 49 años, vino al país procedente de Maracay, Venezuela, cuando se casó con el empresario Carlos Rodríguez y de inmediato empezó a trabajar como presentadora en Repretel Canal 11; de esa relación nació Sara, quien ya tiene 21 años y estudia en los Estados Unidos.
 
Vieras que el experto maquillista y artista costarricense Julio Arroyo, quien radica en México desde hace varios años, estuvo bastante preocupado esta semana ante la posibilidad de tener COVID-19. El pobre se la pasó muy nervioso hasta que le dieron el resultado negativo de la prueba. Julio nunca tuvo síntomas, pero hizo la cuarentena de rigor para evitar contagios. 

Eso es todo, los quiere Tía Zelmira, la que todo lo mira.