Última Hora

El austríaco Dominic Thiem, número tres mundial, empezó con buen pie el Masters ATP de final de temporada, este domingo en Londres, al vencer por 7-6 (7/5), 4-6 y 6-3 al griego Stefanos Tsitsipas (6º), defensor del título.

El Masters empezó su edición de 2020, a puerta cerrada por la pandemia del covid-19 en el O2 londinense, con el partido que cerró el torneo de hace un año, en el que Tsitsipas superó a Thiem en la final.

"Si se compara con la final, el nivel fue mejor el año pasado. Los dos estábamos en gran forma y queríamos el título al 100%, el ambiente era además increíble. Hoy fue diferente, hubo solo dos breaks en todo el partido", admitió Thiem.

"No soy siempre muy bueno en el inicio de los torneos, así que jugar contra Tsitsipas, que ha tenido problemas físicos este año, suponía el mejor adversario para mí. Estoy contento con haber obtenido esta victoria", añadió.

El austríaco llega como uno de los favoritos para clausurar con un gran título un año en el que logró su primer Grand Slam, en septiembre en Estados Unidos.

Thiem pasa a ser el primer líder del grupo 'Londres 2020', que completan el español Rafael Nadal y el ruso Andrey Rublev.

Este Masters es el quinto que juega de manera consecutiva Thiem, que tuvo ya que batallar desde el primer set. 

No aprovechó en él ninguna de sus tres bolas de 'break' y estuvo a punto de perder el 'tie-break' de esa manga, antes de remontar y apuntarse el set.

Tsitsipas no se rindió y en un segundo set con largos peloteos y sin claro dominador, pudo apuntarse un 6-4, forzando el tercero.

Allí Thiem rompió pronto el saque de Tsitsipas y se distanció 3-0, algo que le permitió una cierta tranquilidad para apuntarse luego el set por 6-3 y lograr la victoria.

"Creo que el saque marcó la diferencia. Ha leído mejor mis servicios", reconoció el jugador heleno.