Última Hora

La número dos Naomi Osaka, el joven Alexander Zverev y la promesa Stefanos Tsitsipas cayeron en primera ronda de Wimbledon en un "lunes negro" que vio al vigente campeón Novak Djokovic avanzar con paso firme y emerger un prodigio de 15 años.

"¿Puedo salir? Siento que voy a llorar", dijo Osaka, de 21 años, visiblemente emocionada antes de abandonar la sala de prensa tras haber perdido frente a la kazaja Yulia Putintseva en dos sets 7-6 (7/4), 6-2.

Recientemente destronada por Ashleigh Barty en la cabeza de la clasificación WTA, Osaka podría haber recuperado el primer puesto si hubiese tenido un buen resultado en Londres.

Pero la número dos, que afirmaba haberse quitado un gran peso de encima al dejar de ser primera, no estuvo lo suficientemente centrada. "Supongo que tengo que aprender a divertirme, a quitarme la presión", dijo.

No todas las lágrimas fueron sin embargo de tristeza: la estadounidense Cori Gauff, de 15 años, no pudo contener la emoción al vencer a su veterana compatriota Venus Williams, de 39 años y número 44 del mundo, por un doble 6-4.

"Es tal vez la primera vez que lloro después de haber ganado un partido. No pensaba que ocurriría esto", dijo Gauff, clasificada en el puesto 301º como la más joven jugadora que haya jamás entrado en el cuadro principal de Wimbledon.

Decepción.

Fueron también incapaces de superar su primer encuentro el joven alemán Zverev, sexto cabeza de serie, y la nueva promesa griega Tsitsipas, séptima raqueta del torneo.

Perdieron respectivamente contra el checo Jiri Vesely por 4-6, 6-3, 6-2, 7-5 y el italiano Thomas Fabbiano por 6-4, 3-6, 6-4, 6-7 (8/10), 6-3.

"Estoy muy decepcionado ahora, la gente esperaba cosas de mí y no he cumplido", afirmó el griego que parecía no haberse recuperado emocionalmente de una derrota de cinco horas contra Stan Wawrinka el mes pasado en Roland Garros.

También a Zverev le afectó "la vida", dijo, sin querer entrar en detalles pero afirmando que "los últimos dos días fueron muy duros personalmente" y lo que "pasa fuera de la cancha te afecta".

Djokovic, todo bien.

Nada parece afectar de momento a Djovokic, quien aspira a lograr su quinto título sobre el césped de Wimbledon: necesitó solo dos horas para imponerse al alemán Philipp Kohlschreiber por 6-3, 7-5 y 6-3, bajo la mirada del croata Goran Ivanisevic, campeón sorpresa en 2001, que acaba de sumarse a su equipo técnico.

En la pasada edición, el serbio de 32 años disputó la final contra el sudafricano Kevin Anderson, jugador con un formidable saque que esta temporada se ha visto afectado por una lesión en el codo derecho.

Aún así, Anderson, octavo de la ATP, fue ascendido y designado cuarta cabeza de serie del torneo inglés, solo por detrás del español Rafael Nadal quien, al igual que Roger Federer, segunda raqueta en Wimbledon gracias a sus buenos resultados en hierba, no se estrenan en el All England Club hasta el martes.

Este lunes el sudafricano de 33 años derrotó sin sorpresas al francés Pierre-Hugues Herbert por 6-3, 6-4 y 6-2.

También avanza con paso firme el español Feliciano López, de 37 años, que llegó a Wimbledon con fuerza tras proclamarse hace una semana, siendo 113º de la ATP, doble campeón del torneo británico de Queen's, donde venció en individuales y dobles junto al escocés Andy Murray.

"Esto me ha dado mucha confianza", afirmó, reconociendo tener "tantas razones para estar feliz" tras una doble victoria "bastante inesperada".

Sobre Murray, que realizó un impresionante retorno a las canchas tras recibir una prótesis de cadera, afirmó que "es un gran sentimiento verlo jugar otra vez, especialmente cuando no siente dolor".

"Lo peor son las lesiones, el parar y volver a empezar, ver que has perdido el ritmo, que tienes dolores nuevos, que tienes que volver a ponerte en forma", reconoció el también español Roberto Bautista, que el año pasado no pudo jugar debido a una lesión y lamentó que en esta edición le ocurra lo mismo al argentino Juan Martín del Potro.

Otro español más, Fernando Verdasco, avanzó a segunda ronda imponiéndose al polaco Kamil Majchrzak por 6-4, 6-4 y 6-4.